Alimenta mi corazón

0
23

Hoy me desperté con un libro en la cabeza, el cual busqué desesperadamente y nunca encontré. Pero a cambio, me quedé atrapada en un título que llamó mucho mi atención:  “Alimentación emocional” de Isabel Menéndez,  199 páginas de puro amor.

Aunque me gané el sermón de la vida por gastarme toda la tinta, valió la pena cada hoja impresa.

Hoy en día; una de las problemáticas en el mundo, es el incremento de obesidad en las personas, especialmente en los niños; no yendo tan lejos está presente también la depresión y los trastornos de comportamiento alimenticio; incluyendo a la anorexia y la bulimia.

Creo fielmente que las dificultades con la comida hablan mucho de nuestro mundo interior, el lugar donde se manejan nuestras emociones.

Sin embargo, estamos en una época en donde decirte que estás muy gorda o muy escuálida es el pan de cada día, sin saber qué es lo que se esconde detrás de un rostro, juzgamos lo que vemos.

Este libro toca temas muy sensibles para mí; en un mundo que nos da un estereotipo de la mujer y del hombre perfecto, en donde se esconden miedos,  inseguridades y los problemas de niños, niñas, mujeres y hombres.

No soy médico, ni psicóloga, ni mucho menos terapeuta; mas si una persona sensible ante esta problemática que cada vez toma mayor relevancia.

Creo también que todo en la vida tiene que tener un balance, es bueno alimentar nuestro cuerpo adecuadamente, pero también debemos alimentar nuestra alma, nuestro corazón.

Todos tenemos carencias que nos asusta reconocer.

Todos necesitamos amor, cariño, afecto y aprendiendo a amarnos; podemos dar amor.

Las cuatro mejores horas invertidas en mi día,me deja un mensaje claro: “Si no tienes nada positivo que decirle a alguien; por favor; no se lo digas.”

Tal vez yo pueda ignorarlo, tal vez tú puedas, pero puede también que detrás de un rostro sonriente, se encuentre una niñ(a) llorando por dentro.

Facebook Commentarios