Alan se inmolo antes de caer en las garras de un abusivo sistema judicial

Acaso la traumática determinación del expresidente- que ha soportado 30 años de investigaciones- por el odio de sus enemigos y el poder político de palacio que direcciona la justicia ciega, sorda y muda en el país.

Ahora muchos imbéciles se llenaran la boca que se mato por cobardía para no enfrentar la justicia, es fácil especular y denigrar sobre un cadáver, pero estar en el pellejo del líder aprista es otra cosa. Los odiadores ya podrán descansar.

El suicidio en una persona deprimida no es una acción cobarde, como andan diciendo por ahí los caviares y sus enemigos políticos.

Si alguien es sometido a una presión mediática fuerte, y esta con un cuadro depresivo, su suicidio no es consecuencia de cobardía, sino de un momento de desesperación al no encontrar salidas.

El suicidio de Alan es un “shock” para los apristas que ha vuelto a poner el foco en unas enfermedades estigmatizadas socialmente y de las que se habla y conoce poco.

Pero estamos en el Perú, donde la falta de respeto al dolor del otro, no interesa. Al contrario se le fustiga se le humilla hasta después de muerto.

Los peruanos estamos proclives a esta tiranía de un infame sistema de justicia, incluida la fiscalía, institucionalizado como depredadores de los DDHH.

Por decisión de su familia el expresidente Alan García no recibirá honores de Jefe de Estado.

Además, según el congresista aprista Mauricio Mulder, la familia del fallecido ex presidente Alan García decidió que las exequias sean en privado. Pero se llegó a un acuerdo y se velará en el Aula Magna de la Casa del Pueblo a partir de las 6.00pm

Facebook Commentarios
Jaime Uribe Rocha Periodista y columnista en medios escritos, experto en marketing político