El agua oxigenada (peróxido de hidrógeno), tiene varias utilidades. Una de ellas es la de limpiar los oídos, pero esta alternativa sólo puede ser utilizada después de una previa consulta médica para comprobar que no hay ningún problema más grave, como por ejemplo un tímpano perforado o alguna inflamación.

En este contexto, el uso inadecuado del agua oxigenada en los oídos, así como de cualquier otra sustancia puede causar daños irreversibles. Por eso, es necesario aprender cómo se reacciona en contacto con determinadas sustancias, así como la forma correcta de aplicar en los oídos.

¿Qué es el agua oxigenada?

El agua oxigenada es el nombre popular dado al componente químico peróxido de hidrógeno (H2O2), que nada más es que la molécula de agua (H2O) con una molécula más de oxígeno. Ella es muy utilizado en los consultorios para desinfectar instrumentos quirúrgicos, pero también puede ser utilizada para otros fines, debido a su acción bactericida, como por ejemplo desinfectar los cepillos de dientes y entornos, aclarar manchas de la ropa y limpiar la tabla de carne y verduras.

Normalmente el agua oxigenada se vende en farmacias, perfumerías y supermercados, con una gran variedad de volúmenes, donde el mínimo es de 10 y el máximo de 40. Sin embargo, el uso del agua oxigenada por encima de 10 volúmenes puede ocasionar riesgos para la salud, principalmente a la piel. Por lo tanto, tenga mucho cuidado al realizar procedimientos caseros para aclarar el pelo y el cabello, por ejemplo, mezcla de agua oxigenada con otros productos.

¿Cómo limpiar el oído con agua oxigenada?

La indicación de aquí es para destampar el oído en caso de exceso de cera, picazón, tinnitus o dolores leves. Sabemos que la cera es natural del organismo, ya que además de lubricar el canal auditivo, también protege de la suciedad externas y otros agentes que pueden entrar fácilmente por el oído y causar inflamación.

Sin embargo, cuando se produce una acumulación de cera, la audición también se encuentra afectada, haciendo necesaria una limpieza más intensa que la normal. Eso es porque cuando la cera del oído se acumula, se endurece y se vuelve más difícil eliminarla.

Es ahí donde entra la acción del agua oxigenada. Debido a su acción efervescente, el agua oxigenada puede disolver la cera acumulada, haciendo más fácil la limpieza posterior. Además, el peróxido de hidrógeno actúa como un desinfectante, ya que el oxígeno liberado destruye los gérmenes y bacterias que pueden causar infecciones.

La limpieza de los oídos con agua oxigenada puede ser hecha de dos formas:

1. Mediante el uso de un frasco de agua oxigenada y una jeringa con agua

Tome una botella de agua oxigenada y una jeringa con agua común. Ponga 3 gotas de agua oxigenada pura dentro del oído.

Es normal hacer un poco de ruido debido a las burbujas. Quédate con el oído hacia arriba dejando actuar por 1 minuto y luego gire la cabeza a su posición normal y, con la ayuda de la jeringa, coloque el agua común para enjuagar. Deje actuar durante unos segundos y gire el lado del oído hacia abajo para escurrir el agua. Si es necesario, repita la operación.

Terminado un lado, se puede hacer con el otro.

2. Utilizando una mezcla de agua tibia con agua oxigenada y un cuenta-gotas

Coloque media taza de agua tibia en un recipiente y agregar media taza de agua oxigenada. Tome un poco de la mezcla con un cuenta-gotas, acuéstate de lado y coloque la solución en el oído hasta llenar. Dejar actuar de 3 a 5 minutos y luego gire a un lado para drenar el líquido.

Enjuague utilizando sólo agua tibia, realizando el mismo procedimiento. Estas prácticas caseras están indicadas sólo para problemas simples como el exceso de cera, picor, hormigueo y dolor leve. Si después de realizar estos procedimientos, el oído y volver a tapar o aparecer algún enfoque o síntoma diferente del normal, suspenda el uso y consulte a un médico.

Lo ideal es visitarlo antes de realizar cualquier tipo de tratamiento casero para asegurarse de que no hay ningún problema más grave.

Otros usos del agua oxigenada

Como se dijo anteriormente, el agua oxigenada es comúnmente usado para esterilizar instrumentos médicos y dentales, pero debido a su acción bactericida podemos utilizarla también en la limpieza del hogar tanto para sanear cepillos de dientes como para aclarar las manchas de la ropa.

Esto se da gracias al proceso de oxidante que desplaza las partículas de suciedad debido a la acción química de la molécula extra de oxígeno. Este proceso es capaz de mover partículas de óxido o de sangre de los tejidos, por ejemplo, la eliminación de manchas de este tipo.

Sin embargo se recomienda el cuidado con el manejo, pues el contacto con la piel puede causar alergias o quemaduras. Por eso no te excedas en la cantidad y dé preferencia a la versión más ligera, o sea de 10 volúmenes.

En cuanto a las sugerencias de uso del agua oxigenada para la limpieza, a continuación encontrarán algunas sugerencias de cómo hacerlo:

Aclarar manchas de la ropa – Haga una mezcla de agua oxigenada con su jabón de preferencia hasta obtener una pasta y aplicar sobre la mancha. Deje actuar por unos minutos y luego lavar normalmente.

Desinfectar el cepillo de dientes y otros objetos – Pon un poco de agua oxigenada en un vaso y deje que el cepillo de dientes dentro de él, de 3 a 4 minutos. Antes de usar el cepillo, se debe aclararla con agua pura.

Contra el moho – Pon un poco de agua oxigenada en un aerosol para facilitar la aplicación sobre las áreas con moho. Después de rociar, deje actuar por unos 10 minutos y luego limpie con un paño seco.

Estos fueron algunos consejos para aprovechar la versatilidad del agua oxigenada, una solución casera, barata y accesible para ayudar en la limpieza, principalmente en los oídos. Esperamos que sean útiles!

Facebook Commentarios