Algunos se depilan con cuchilla muy a menudo porque nunca se ha adaptado al dolor de la cera o del láser, y también hay quienes la usan sólo para una emergencia. Sea cual sea la razón, es importante recordar que, aunque parece una opción más fácil y accesible para depilar varias partes del cuerpo, ésta también requiere atención.

afeitarse

1. Deja la depilación para el final de la ducha

El ambiente húmedo y cálido de la ducha ayuda a suavizar la piel y el pelo, por lo que es más fácil depilarlo.

2. Más presión en la piel no hará que la depilación sea más eficaz.

Atención: este hábito puede provocar varios cortes. Cuanto más presionas la piel, más se vuelve irregular, lo que aumenta la probabilidad de que te lastimes.

3. No guarde la cuchilla en la ducha

No solo hace que la hoja se oxide, sino que también aumenta el riesgo de contraer infecciones debido a las bacterias que pueden formarse en la ducha.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Estos 3 hábitos matutinos pueden acelerar el metabolismo y ayudar a adelgazar