Un joven británico de 17 años que adoptaba una dieta “extremadamente selectiva” sufrió una pérdida irreparable de la visión provocada por la desnutrición aguda.

papas fritas

Desde que dejó la escuela primaria, el adolescente sólo se alimentaba de papas fritas, Pringles y pan blanco de vez en cuando, comía lonchas de jamón o salchicha.

Los exámenes clínicos mostraron que tenía graves déficit de vitaminas y daños en el nervio óptico causados por la falta de nutrientes.

Exigente al extremo para comer

El chico de Bristol, en el Reino Unido, que no puede ser identificado, acudió a un médico a los 14 años porque se sentía indispuesto y cansado.

En ese momento, se le diagnosticó deficiencia de vitamina B12 y necesitó tomar suplementos, pero no siguió el tratamiento; tampoco mejoró la dieta pobre en nutrientes

Facebook Commentarios