Connect with us
tiroides tiroides

Salud

8 señales de que necesita examinar su tiroides

Published

on

¡Clickear Stars!
(Votos: Promedio: )

La glándula tiroides es la responsable de la producción y secreción de las hormonas T3 y T4 en el torrente sanguíneo. Produce principalmente el T4, que se transforma en T3 en los tejidos. Aunque produce más T4 que T3, este último tiene una actividad cinco veces mayor que T4 sobre las células.

tiroides

Las hormonas tiroideas son capaces de aumentar la actividad de prácticamente todos los órganos y tejidos de nuestro cuerpo, estimulando los procesos de oxidación, liberación de energía y producción de calor. Por lo tanto, la presencia de estas hormonas en los tejidos, especialmente el T3, es de fundamental importancia para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Las enfermedades de la glándula pueden elevar la cantidad de hormonas tiroideas en la sangre o causar su falta. El exceso se llama hipertiroidismo o tirotoxicosis (dependiendo de la causa), mientras que la carencia se denomina hipotiroidismo.

Por otro lado, las enfermedades tiroideas pueden estar presentes sin cambiar la secreción de sus hormonas. La glándula, por ejemplo, puede tener un volumen aumentado por la presencia de nódulos, pero secretar sus hormonas de manera normal.

Las enfermedades de la glándula pueden presentar una amplia variedad de síntomas y signos clínicos. En los casos en que hay hipotiroidismo o tirotoxicosis, las manifestaciones clínicas dependen de la intensidad de los cambios hormonales, así como de la edad de aparición.

A continuación, consulte algunos signos y síntomas clínicos de que la tiroides debe evaluarse en individuos adultos:

1-Nerviosismo, ansiedad e irritabilidad

El hipertiroidismo o tirotoxicosis (dependiendo de la causa de la enfermedad) conduce a la elevación de la actividad del metabolismo de nuestro organismo, incluso en el cerebro, provocando nerviosismo, ansiedad e irritabilidad. Además, el aumento de la producción de calor provoca un aumento de la sudoración y una sensación de calor excesivo, incluso en presencia de temperaturas relativamente más bajas. La sudoración abundante causa la pérdida de agua corporal, lo que conduce a un aumento de la sed y, en consecuencia, a la ingesta compensatoria de líquidos. La piel a menudo se vuelve cálida y húmeda. La elevación de la actividad metabólica puede provocar aún irregularidades menstruales, aumento del número de evacuaciones y diarrea.

2-Taquicardia y cansancio a los mínimos esfuerzos

En el caso de la taquicardia, la persona tiene la sensación subjetiva de latido acelerado del corazón (palpitaciones). Junto con el cansancio a los esfuerzos mínimos, son síntomas muy frecuentes en pacientes con hipertiroidismo o tirotoxicosis. Estos individuos también pueden experimentar temblor, hipercinesia (motilidad excesiva, con aumento de la amplitud y la rapidez de los movimientos) e hipertensión arterial, especialmente de la “máxima” o sistólica (presión observada en el momento de la contracción del corazón). La hipertensión arterial a menudo no causa síntomas, pero la persona puede experimentar dolor de cabeza y mareos, por ejemplo.

Las personas con hipotiroidismo también pueden tener hipertensión arterial, especialmente de la” mínima ” o diastólica (presión observada en el momento de la relajación del músculo cardíaco).

3-Bocio (aumento en el volumen de la glándula tiroides)

Las enfermedades tiroideas pueden ocurrir sin cambiar la secreción de sus hormonas. En algunos casos de inflamación (tiroiditis), falta de yodo en la alimentación y la presencia de nódulos, por ejemplo, la glándula puede agrandarse e incluso ser visible en la región anterior del cuello.

4-Cambios en los ojos

Los signos oculares como la retracción del párpado, la mirada fija o asustada se deben a la hiperactividad adrenérgica (adrenalina y noradrenalina) que puede ocurrir en cualquier caso de exceso de T3 y T4.

Ya en el caso del hipotiroidismo, los párpados y la cara pueden tener una apariencia hinchada. Además, el cabello se vuelve seco y quebradizo, y la apariencia apática y melancólica. Puede haber incremento de la caída de pelos y la piel comúnmente se presenta fría, áspera y seca.

Otro signo común presente en personas con hipotiroidismo es el color amarillento de la piel. Hay una disminución en la conversión de caroteno en vitamina A en la sangre, lo que resulta en la elevación de los niveles séricos de caroteno (carotenosis).

5-Hipercolesterolemia (aumento de los niveles de colesterol en la sangre)

Las hormonas tiroideas influyen en casi todas las fases del metabolismo de las lipoproteínas. Los niveles reducidos de estas hormonas pueden implicar elevar el colesterol total y el colesterol LDL (colesterol malo). También pueden conducir a niveles elevados de triglicéridos.

La investigación de hipotiroidismo es importante, especialmente si una persona que tenía sus niveles de colesterol y triglicéridos normales y pasó a exhibir elevación de estas sustancias, incluso sin modificaciones en el peso, la dieta y las actividades físicas.

6- Ganancia o pérdida de peso

Puesto que las hormonas tiroideas aumentan la actividad del metabolismo, el exceso puede ocasionar reducción del peso mientras que la carencia puede resultar en Ganancia. Por lo tanto, cuando hay un aumento o pérdida de peso sin razones aparentes, es decir, sin cambios en la dieta y las actividades físicas, se debe realizar una evaluación de las hormonas tiroideas.

7-Disminución de la memoria y el pensamiento lento

Son síntomas comunes cuando hay hipotiroidismo, siendo ocasionados por la reducción de la actividad del metabolismo del sistema nervioso y de los músculos. La tristeza y la depresión también pueden estar presentes.

La disminución de la actividad metabólica puede llevar también a aumento de la sensación de frío, fatiga, irregularidades menstruales, ronquera, reducción de la motilidad del intestino y estreñimiento.

8-Dolores y calambres musculares

El hipotiroidismo a menudo produce dolores, calambres musculares y hormigueo en el cuerpo. Esto se debe a la falta de T3 y T4 en los nervios periféricos y los músculos. La aparición de estos síntomas sin razón aparente puede ser una razón para la investigación de la glándula.

Vale la pena recordar que muchas de estas manifestaciones clínicas son quejas comunes en personas sin enfermedad tiroidea. De esta forma, en presencia de síntomas y signos clínicos de problemas de tiroides, el endocrinólogo es la mejor manera de aclarar este problema.

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias