¿Sabías que el tomate y la cebolla no deberían estar en el refrigerador? Aquí te presentamos estos y otros alimentos que pueden variar en sabor y textura cuando no se almacenan correctamente.

1 Melón

El alimento debe ser dejado de lado de fuera para madurar correctamente. La refrigeración puede cambiar el nivel de antioxidantes de la fruta.

 

2 Tomate

Para conservar el sabor y evitar su rápida maduración, el fruto se adapte mejor fuera del refrigerador.

3 Patatas

Independientemente del tipo, dejarlas dentro de la nevera se modifica su almidón. El sabor está dulce y su textura arenosa. Para evitar este problema, la fórmula es simple: debe conservar fuera de la nevera, en un lugar fresco y oscuro.

4 Cebolla

El ambiente húmedo hace que la cebolla se estropee rápidamente. Por cuenta de eso, deja que las del lado de afuera, siempre. En caso de que ella esté cortada, guárdala en el refrigerador, pero en un recipiente bien cerrado.

 

 

5 Pan

El refrigerador no es el mejor lugar para el pan (independientemente del tipo), que acaba de seco con mayor facilidad. La mejor opción es utilizar una caja propia para pan, que todavía ayuda a evitar los insectos.

6 Miel

La miel crea cristales y agrava si se coloca en la refrigeración. Así que, ya sabes: fuera del refrigerador.

 

7 Café

Los granos de café pueden absorber todo el olor del ambiente y el que más tiene en el refrigerador es el olor, ¿verdad? Conserve el del lado de fuera, independiente del tipo.

8 Albahaca

La hierba se marchita con mayor facilidad si se pone en contacto con las bajas temperaturas, además de que también absorber los olores del ambiente. La mejor solución es: coloque en un vaso con agua.

 

Facebook Commentarios