Los datos son del Instituto Nacional del Cáncer José Alencar Gomes da Silva (INCA), muestran que el cáncer de mama es el segundo lugar en relación a los nuevos casos en las mujeres, corresponde a un 28% del total y sólo este año serán más de 59 mil.

Cuanto antes se diagnostica, mayores son las posibilidades de curación. El tratamiento de la enfermedad requiere una serie de cuidados y una aliada importante para que sea exitoso es la alimentación.

Algunos alimentos cuando se insertan en la dieta ayudan a quienes están en tratamiento, la nutricionista Aline Quissak, investigadora y experta en oncología de la Universidad de Guelph en Canadá, separó 7 opciones para ayudar a quien lucha contra el cáncer de mama. “Hay alimentos que aportan beneficios comprobados a los pacientes en tratamiento de cáncer, vale la pena recordar que ellos no son medicamentos, ni sustituyen el tratamiento específico, son opciones terapéuticas que ayudan en la recuperación del organismo”, evalúa.

1) Kéfir (puede ser de agua o de leche)

Durante el tratamiento de quimioterapia a las bacterias del bien de nuestro intestino se ven afectadas. Como ellas son responsables de la inmunidad, además de la absorción de nutrientes. Si el paciente está con inmunidad baja, él no puede dar continuidad al tratamiento quimioterápico, por eso la importancia de restablecer la flora intestinal. El kéfir, ya sea de agua o de leche, es una excelente fuente de estos probióticos. Consumir preferentemente antes de dormir o tan pronto como se despierte, esperar 15 minutos para comer algo.

2) Brócoli cocido al vapor

Este vegetal posee un compuesto llamado sulforafano, esta sustancia sólo se libera cuando se une con otra sustancia llamada mirosinase, presente en la masticación o por cocción ligera. Por eso no es recomendable comer brócoli crudo o hacer sopas (quemar). Indicación: consumir por lo menos 3 veces a la semana 100g de brócoli. El consumo de este alimento de la manera indicada, ayuda en la activación de la apoptosis (mecanismo que mata a las células infectadas y que está desactivado por las células cancerosas), principalmente en los casos de cáncer de mama.

 

3) Brote de Alfalfa

Brotes poseen enzimas digestivas y altos niveles de vitaminas del complejo B. ¿Quién está en tratamiento suele no sentir ganas de ingerir proteínas, especialmente la carne, el sabor metálico que acaban sintiendo. Los brotes ayudan en el “estufamento” provocado por la digestión de proteínas, además de contener vitaminas del complejo B, que son esenciales para conseguir el cansancio y la falta de disposición del bien común presente en esa fase.

4) Aceite de oliva (extra virgen)

El aceite de oliva (extra virgen) es el único aceite con puntuación anti-inflamatoria (Cada cucharada tiene 74 puntos) ¿quién está en tratamiento contra el cáncer, el menú debe tener alrededor de 3 a 4 mil puntos, por lo que siempre debe estar asociado con alimentos saludables. Todos los otros aceites tienen puntuación negativa, entorpeciendo la meta diaria del menú nutricional terapéutico. Además de ser una buena opción de calorías bueno para los pacientes que están perdiendo peso.

5) Ajo

La alicina, compuesto beneficioso para el tratamiento del cáncer, se viene mostrando eficaz en la inhibición del crecimiento de las células tumorales, especialmente de mama. Indicación: 1 diente de ajo por día (Además también ayuda en el menú terapéutico de los 3 a 4 mil puntos, ya que cada diente de ajo, dispone de 215 puntos positivos). Dé preferencia a consumir el ajo prensado que libera más alicina.

6) Cebolla Morada

La cebolla morada ayuda a los riñones a filtrar las toxinas y la sangre, dando al paciente la mejor disposición y de oxigenación. Además de ser rica en quercetina, un antioxidante que no afecta la quimioterapia y ayuda a las células de cáncer no se desarrollen de nuevo. Recomendación 1/4 de taza de cebolla morada por día.

7) la Cúrcuma (Azafrán de la Tierra) con jengibre

La curcumina, un compuesto bioativo de la cúrcuma sólo es absorbida por el cuerpo humano cuando se combina con pimienta o jengibre. En el caso de los pacientes en tratamiento quimioterápico, el estomago se encuentra sensible generando náusea, entonces la pimienta es la indicada, pero el jengibre sí.

También ayuda a potenciar el antioxidante, anti-inflamatorio del azafrán de la tierra (1/2 cucharadita cuenta con 147 puntos positivos) y también mejora el mareo. Puede hacer un delicioso helado (en la náusea todo lo que es helado mejora la percepción que los alimentos y bebidas calientes).

Facebook Commentarios