Con una rutina bien establecida y algunos trucos, es posible hacer que el bebé duerma tranquilamente – y también deja a los padres disfrutar. Ver cuáles son los trucos indicados por los médicos especialistas:

bebés

1 – Al bebé Dale una última toma de alimento antes de dormir

Para evitar que el bebé se despierta con hambre, la madre puede dar el pecho antes de dormir. “Esa hambre en medio de la noche es porque la leche materna es un alimento de fácil digestión”, afirma la pediatra Alessandra.

Un buen horario para amamantar al pequeño es de 22h a 23h, antes de que se tome en el sueño. Sin embargo, la medida sólo funciona mejor a partir de un año de edad, ya que, hasta esta fase, la toma en medio de la noche es necesaria para el bebé, cuenta la pediatra Clery Gallacci.

2 – Dale un baño antes de dormir

Relajarse es la palabra de orden – y nada mejor que un baño para cumplir con esta tarea. “El baño ayuda bastante al bebé a estar más tranquilo”, afirma Silva.

La pediatra recuerda que los baños no necesitan de mucho refinamiento, pero, si los padres quieren innovar, hay mini-tinas y baldes de baño que permiten que el bebé se quede más tiempo que relaja.

3 – Apuesta por pijamas cómodas para el Bebé

¿Quién puede dormir con ropa incómoda? Con el bebé es lo mismo. Para que él duerma tranquilamente, es importante que las prendas sean cómodas.

“Prefiero un pijama de algodón sin muchos botones y evite piezas que puedan sofocar o dañar el desayuno, como la ropa con elásticos muy apretados en la cintura”, aconseja la pediatra Alessandra.

4 – Chupón puede, siempre que…

La pediatra Clery Bernardi Gallacci permite el uso del chupón, pero el adulto necesita saber la hora de dar y de quitar el accesorio del pequeño.

“Durante los dos primeros años de edad, el niño está en la fase oral, así que no tiene problema en dar el chupón. Pero el adulto debe imponer límites, para que ello no crea una dependencia”, dice la profesional.

Lo ideal es permitir el chupete antes de dormir y aclarar así para que el bebé pueda conciliar el sueño. Fuera de esa ocasión, el uso puede ser evitado. Vale recordar también que el chupón no es permitido en los quince primeros días de vida, para no perjudicar la lactancia, recuerda Clery.

5 – No lleve al bebé a la cama de la pareja

A la primera señal de insomnio, es común que los padres, sin saber qué hacer, se lleven al bebé a la cama de la pareja. Pero esto está lejos de ser la actitud ideal.

“La cama de la pareja no ofrece la posición ideal para el bebé pueda dormir, ya que, hasta los cuatro meses de edad, en la cabecera de la cuna debe ser más alta, para evitar que él tenga reflujo”, dice la pediatra Alessandra Cavalcante.

Además, existe el peligro de que el adulto pueda rodar por encima del pequeño durante el sueño. “El bebé tiene que tener un ambiente propio desde el principio, sino que se hace más difícil tomar este vicio de dormir con los padres más tarde”, explicó la profesional.

6 – Deja que duerma en su cuna

Nada de dejar que el bebé duerma en su regazo. “Lo ideal es que se duerma solo, ya en la cuna, en la posición adecuada, sino él se acostumbrará a dormir en su regazo”, alerta Alessandra. Si él se acostumbra a dormir en su regazo, será difícil hacerlo dormir de la manera correcta, que es en la cuna.

Si es necesario, los padres pueden quedarse a su lado hasta que él tome el sueño, pero nada de ponerlo en su regazo.

Lee las noticias TOP MÁS BUSCADAS en Pysnnoticias AQUÍ

Facebook Commentarios