Dormir es parte esencial de nuestras vidas. La frecuencia de las personas con esta actividad tan importante es muy variada: algunas duermen profundamente, así que se acuestan, mientras que otros cuestan a dormir, que casi siempre es ligero.

Este período de descanso hace que nuestro cuerpo se recupere, tanto en la parte de física como en la mental. Cuando el insomnio aparece o nos despertamos en medio de la noche, y el sueño parece huir, puede estar seguro de que el día siguiente será de sufrimiento.

La buena noticia es a que algunos de los hábitos pueden ser creados, con el fin de que el sueño se arregle en el momento adecuado y proporcione aquel descanso con potencia máxima. Practicar ejercicios físicos, prefiere alimentarse ligero en la noche, evitar el uso de electrónicos algún tiempo antes de acostarse… Todas estas recomendaciones bien conocidas ayudan; pero, y si usted se deja despertar en medio de la noche y no puede conseguir volver a dormir de ninguna manera?

Tratando de resolver el problema, el Mental Floss separó estos 5 consejos que pueden hacer la día entre un descanso sereno y un día siguiente de sueño y el infinito.

1. Deje el celular lejos

Cuando usted se despierta en medio de la noche y no puede volver a dormir, las pequeñas luces de sólo un objeto puede ser de los mayores obstáculos para dormir. Si una rendija de la cortina ya es complicación, imagine entonces de agarrar el celular para ver las novedades.

W. Christopher Winter es el director de un centro de medicina del sueño, en Estados Unidos, y explica que “dispositivos electrónicos emiten luces que te mantienen despierto, especialmente aquellos utilizados próximo al rostro, como smartphones; después de las luces, las información leída puede acabar activando un estado de alerta, que transforman una simple dificultad para volver a dormir en una noche en claro.

2. Ignore el reloj

Así como usted debe ignorar el smartphone, busque el no saber que hora son. Al descubrir el horario, usted corre el riesgo de comenzar a hacer cuentas, preocupándose con cuánto tiempo de sueño y, tal vez, creando un estrés innecesario. Situación que puede aumentar la dificultad de volver a dormir, o hacer el sueño muy ligero en las horas siguientes.

El intento de dormir cuanto antes, generalmente tiene un efecto inverso, ya que al ver que su tiempo de sueño disminuye cada minuto, su estrés comienza a aumentar, y es la situación perfecta para el insomnio.

3. Levántese

Está rodando en la cama ya 20 minutos, y nada de sueño? Levántese y hacía alguna actividad ligera y relajante, como si alargar o leer algo simple, para que su cabeza si es que lo necesita para dormir en ese preciso momento y el sueño se arreglaría de forma natural. Esta nota es del director de la clínico del Programa de Medicina Conductual del Sueño, de la Universidad de Pennsylvania, James Findley, en una entrevista al Huffington Post.

4. Ejercicios de respiración

Un cuerpo tenso no de conseguirá a caer en el sueño tan temprano, entonces siempre trate de relajar el máximo posible durante el intento de recuperar el sueño. Respirar de forma tranquila y acompasada, inspirando por la nariz y expirando por la boca. Según Erich P. Voight, de la Universidad de Nueva York, también es eficaz repetir mentalmente de alguna frase o palabra, como “relájese”, en el ritmo de la respiración.

5. Imagine lugares relajantes

Los especialistas del sueño, Ilene M. Rosen y Shalini Paruthi dicen que la mejor forma de conciliar el sueño de nuevo es imaginar lugares que sean relajantes para usted. Aquí, cada uno tiene su elección, pues el lugar perfecto puede ser una playa tranquila, el césped de un parque que usted ama o el viento golpeando su rostro en la cima de una montaña. El secreto es imaginar en aquel momento, sintiendo cada detalle de la situación.

Puede parecer difícil, pero mantenerse tranquilo y relajado es el camino para una buena noche de sueño reparador.

 

 

Facebook Commentarios