Connect with us
copa menstrual copa menstrual

Vida y Estilos

5 hechos que todas las mujeres deben saber sobre la copa menstrual

Published

on

¿Has oído hablar de la copa menstrual? El pequeño recipiente se hace generalmente a base de silicona o de algún tipo de plástico que, al insertarse en la vagina, recoge la sangre menstrual.

copa mestrual

Se trata de una alternativa cada vez más popular a los absorbentes externos e internos (compresas higiénicas y tampones), principalmente porque es una opción económica y ecológica.

La ginecóloga y obstetra Halana Faria es entusiasta del vaso y comentó a Huffpost que recientemente se dio cuenta de un gran aumento en el interés por el producto, en comparación con la época en que ella misma lo descubrió, hace unos siete años. “Creo que es genial que las mujeres se unan.

Es una señal de que quieren conocer su menstruación y tener un contacto más íntimo con su ciclo”.

La doctora también destaca que el vaso requiere cierta manipulación, ya que usarlo requiere tocarse. “Se Trata de jugar con un tabú, ¿no? La menstruación también deja de ser esa cosa incómoda, sucia, con un olor desagradable y gana un status positivo, de curiosidad, de autoconocimiento”.

El vaso, cuando se utiliza correctamente, queda imperceptible en el cuerpo de la mujer. Para ponerlo, la mujer debe doblar el producto de la forma que prefiera e insertarlo en la vagina. Se puede utilizar en el momento de orinar y debe vaciarse entre dos y cuatro veces al día. Para sacarlo, hay que apretar un poco el vaso para sacar el vacío.

Después de cada ciclo, la recomendación es lavar y hervir el objeto y conservarlo en recipientes aireados y no herméticamente cerrados que puedan facilitar la proliferación de bacterias y hongos. “Es normal que éste empiece a oscurecer un poco con el uso”, explica Halana Faria.

¿Qué sabes de los vasos menstruales?:

1. Tiene el tamaño adecuado para su cuerpo

Los vasos están disponibles en diferentes colores, modelos y tamaños. Este último elemento es esencial: debe elegir el más adecuado para usted. El tamaño equivocado puede causar fugas, molestias e incluso aumentar el riesgo de infección urinaria.

Entre los factores que influyen en el tamaño del vaso están la vida sexual, si la mujer ha tenido un parto, ha tenido un aborto, el flujo menstrual e incluso la práctica de algunas actividades físicas que pueden influir en la musculatura pélvica. Las vírgenes pueden usar el colector, pero existe el riesgo de que el himen se rompa.

2. De lo que está hecho

La composición de los vasos varía según la marca. Generalmente son de silicona o del llamado TPE (material similar al caucho). Helana haría aconsejar a la mujer a elegir un vaso maleable y de calidad. También es importante recordar que, al estar hechos de materiales sintéticos, pueden causar alergias.

3. Es económico

Sí, es más caro que un paquete de compresas o tampones. Pero la vida útil del producto es bastante prolongada, ya que puede durar hasta 10 o 15 años si se utiliza correctamente. Considerando el precio de los absorbentes, el vaso es sin duda una buena inversión.

4. Es ecológico

Al sustituir a los absorbentes desechables (tanto internos como externos), el vaso menstrual ha ganado la fama de ser ecológico y beneficioso para el medio ambiente. En la medida en que sólo un producto servirá para su uso durante su menstruación durante años y años.

5. Es higiénico

“El vaso menstrual es higiénico y no huele. Si la menstruación tiene un olor desagradable puede ser una infección”, alerta a ginecólogo. Generalmente asociamos la menstruación con un olor desagradable. Pero a menudo ese olor es sólo la sangre entrando en contacto con el aire, proceso que es diferente para quien usa el vaso. El desecho de la sangre puede darse en el inodoro, en el lavabo, rulos, etc.

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias