Pérdida de peso, antioxidante, facilitador digestivo … Para verlo así, no creemos que detrás de esta pequeña fruta seca se esconde un verdadero arsenal terapéutico.

ciruelas

Prune, un supresor natural del apetito

Si estás en una cura para adelgazar, la ciruela puede convertirse en un valioso aliado. Si bien la fruta es rica en carbohidratos, es un azúcar natural bueno para la salud. Lo más importante es que las ciruelas contienen mucha fibra dietética. Estos últimos aumentan la sensación de saciedad.

Prune, un estimulador neuronal

Para funcionar bien, el cerebro necesita energía. Gracias a su alto contenido de carbohidratos, la ciruela puede usarse como “refuerzo” durante los períodos de exámenes o actividades intelectuales intensos.

La ciruela, un activador del tránsito

A las personas propensas al estreñimiento se les suele recomendar el consumo diario de ciruelas. La fibra dietética que contienen, de hecho, promoverá el mecanismo peristáltico.

La ciruela, un excelente antiarrugas

¡Su alto contenido de antioxidantes lo convierte en uno de los antiarrugas naturales más efectivos del mercado! Estas moléculas ayudarán a combatir la acción de los radicales libres, que son los responsables del envejecimiento prematuro de las células de la piel.

La ciruela, un protector de la función cardiovascular

Comer ciruelas pasas regularmente ayuda a reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular. La ciruela contiene potasio y flavonoides que son moléculas muy efectivas para prevenir este tipo de patología.

Facebook Commentarios