Connect with us
vitamina D vitamina D

Vida y Estilos

3 razones para cuidar tu nivel de vitamina D

Published

on

A menudo asociada con los rayos del sol, la vitamina D, también llamada la “vitamina del sol”, es uno de los componentes esenciales para la salud del cuerpo y la mente. Conocido por ser un tipo de pre-hormona1, la mayor fuente de síntesis de vitamina D es cutánea. El precursor 7-dehidrocolesterol presente en la piel se transforma en colecalciferol (o vitamina D3) en una reacción catalizada por rayos solares de tipo UVB.

vitamina D

Sin embargo, este componente también se puede encontrar de forma natural en algunos alimentos, como el pescado, los aceites de hígado de bacalao y las yemas de huevo, así como en suplementos, productos lácteos y productos de cereales fortificados3.

Aunque está relacionada principalmente con la absorción de calcio y fósforo en el cuerpo, la vitamina D desempeña una serie de funciones importantes. Entre sus principales funciones se encuentra el crecimiento saludable de los huesos y dentadas4, así como el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

Para ejemplificar la importancia de la vitamina D para la salud, enumeramos algunos de sus beneficios clave. Comprobar:

1. Mantenimiento de los huesos

La ausencia de vitamina D hace que el cuerpo sea incapaz de lograr una absorción adecuada del calcio, un componente esencial para el desarrollo de los huesos y los músculos. Una de las principales causas del raquitismo, una enfermedad que causa debilidad ósea y deformidades esqueléticas, es el bajo nivel de la “vitamina del sol”4.

La investigación indica que los niveles adecuados de vitamina D promueven alrededor del 60-80% de la absorción de calcio durante el período de crecimiento, una fase que requiere una alta demanda de calcio. Por lo tanto, durante la infancia, la deficiencia de vitaminas no solo puede traer complicaciones a los niños, sino que también aumenta el riesgo de fracturas en la vida adulta6.

2. Rendimiento muscular

Al igual que en relación con los huesos, la vitamina D contribuye a aumentar la fuerza de los miembros superiores e inferiores al actuar sobre el desarrollo y la formación de fibras musculares, desempeñando un papel importante en la contracción de nuevos tejidos musculares1.

Un estudio realizado en Alemania reveló que la suplementación adecuada de vitamina D en mujeres ancianas redujo significativamente el número de caídas, promoviendo una mejora en el equilibrio corporal al disminuir la oscilación postural7.

3. Inmunidad

Cada vez se realizan más estudios sobre los efectos de la vitamina D en el sistema inmunitario. Diferentes análisis ya han demostrado el potencial de este componente al estimular la producción de catelicidina, un compuesto antimicrobiano que actúa sobre la destrucción de agentes patológicos5.

Los estudios en niños sugieren que una suplementación adecuada de vitamina D durante el invierno ayuda a reducir la incidencia de la gripe (influenza A), especialmente en los grupos que asisten a la escuela8.

¿Cuál es la dosis óptima de vitamina D?

Para disfrutar de sus beneficios, primero es necesario entender que cada individuo tiene sus particularidades, lo que puede hacer que las dosis de la vitamina varíen según cada organismo. En general, las recomendaciones9:

  • Bebés hasta 1 año: 400 a 1000UI / día
  • Bebés y niños de 1 a 8 años: 600 a 1000UI / día
  • Adultos y Mujeres embarazadas (población general y de riesgo): de 600 a 2000UI/día.

Esta cantidad se puede adquirir de diferentes formas. La más recomendada, sin embargo, es la exposición al sol. Para alcanzar los niveles adecuados, el cuerpo necesita estar expuesto al sol fuerte, entre 10h y 15h, durante al menos 15 minutos10.

Aunque se puede encontrar en los alimentos, la cantidad de vitamina D presente durante las comidas no es suficiente para elevar sus niveles en el cuerpo. Por lo tanto, teniendo en cuenta que correr todos los días y el cambio climático pueden dificultar la absorción de este elemento, la suplementación es una de las formas más prácticas de garantizar el consumo de vitamina3.

Para ello, una buena alternativa es optar por suplementos como la Adera, considerada una de las opciones más prescritas por los expertos. La vitamina se puede encontrar en forma líquida o en cápsulas, con diferentes niveles de vitamina D en cada paquete, lo que permite a cada persona consumir la cantidad óptima para su cuerpo. Además, la línea Adera + y el embalaje económico, permite al consumidor pagar menos por las tabletas y llevar una mayor cantidad a casa.

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias