Tal vez sea posible contar con los dedos las personas que no les gusta viajar. No importa el destino, la temperatura, o los problemas que enfrentan, los viajes siempre proporcionan una buena dosis de felicidad para todo el mundo.

Viajar con niños puede ser un desafío

Sin embargo, después que si tiene hijos, viajar puede ser un desafío, teniendo en cuenta que los niños demandan mucho, son imprevisibles y que requieren una serie de precauciones antes de poner el pie en el camino.

No evite los viajes

Aún así, esto no debe ser motivo para evitar los viajes, muy por el contrario. Con una buena dosis de organización, paciencia y buen humor, viajar con bebés y niños pequeños es una buena manera de salir un poco de la rutina, proporcionando entretenimiento para ellos y para usted. Por eso, ver a continuación diez consejos para viajar con niños.

1. Planificación

La organización es un elemento fundamental en cualquier tipo de viaje, pero cuando se trata de llevar a los niños, se convertiría en una cuestión de supervivencia.

Planifique muy bien cada paso, haga una lista de lo que es necesario llevar, buscar cuáles son los mejores destinos, si hay lugares para llevar a los niños, si existe infraestructura para ellas, como va a estar la predicción del tiempo, que documentos son necesarios, ¿cómo se hace el recorrido, etc.

Todo esto facilita mucho el viaje y minimiza las posibilidades de imprevistos.

2. Ojo en las burocracias

Recuerde que, al viajar con niños, es muy necesario tener los documentos de ellas también.

Así, por ejemplo, si la intención es hacer un viaje nacional, solo el documento de identidad o certificado de nacimiento son requeridos.

Además, no es necesario la autorización de viaje, si el menor viaja con uno de los padres o parientes.

Ya en el caso de viajes internacionales, excepto cuando se trata de países de América del Sur, es necesario llevar el pasaporte y la visa del niño. En los viajes internacionales, es necesario presentar una autorización de viaje, en caso de que uno de los padres no esté presente.

3. Preste atención a la edad del bebé

Los expertos no recomiendan que los recién nacidos viaje, ya que ellos tienen el sistema inmunológico muy vulnerable, teniendo en vista que no han tomado todas las vacunas necesarias.

Se recomienda que los bebés sólo comiencen a viajar después de los 3 meses.

4. Sepa que llevar y traer

Si puede, siempre es mejor llevar mochilas, maletas, teniendo en cuenta que los bebés y los niños pequeños van en el regazo o demandan equipos, como cochecitos, bebés comodidad, canguros, etc.

En el caso de viajes de avión, consulte con la compañía aérea si ellos aceptan el soporte o la comodidad del bebé, por ejemplo.

En el caso de que viajes en coche, recuerde que los menores de 7 años deben ir en la silla.

Tenga en cuenta también la posibilidad de usar un cabestrillo para cargar al bebé, ya que esto va a facilitar y dejar las manos libres para cargar el equipaje.

Lleve siempre una maleta de mano puedo con las cosas más importantes para el bebé durante el viaje, como biberón (en caso de que no mame en el pecho), babero, pañales, cremas antiassaduras, una muda de ropa, agua y snacks (para bebés mayores).

Deja esa maleta también la documentación necesaria a la hora del embarque, algunos juguetes para entretener al niño y una manta.

5. Saber elegir el destino

A depender de la edad del niño, determinados destinos son más interesantes que otros.

Los bebés menores de 6 años, de preferencia, no deben ir a la playa, ya que la piel de ellos aún es muy sensible. Pero con algunos cuidados, como el uso del filtro solar específico, sombreros y gorras, atención a los horarios permitidos (antes de las 10 am o después de las 16h) y poco tiempo de exposición solar es posible llevarlos.

Los niños suelen gustar de lugares con bastante espacio y la naturaleza, por lo que la playa y el campo siempre son interesantes para ellos. Hay ciudades y entornos temáticos especialmente para los niños, como fazendinhas, acuarios, etc.

En todos los casos, recuerde elegir lugares con buena infraestructura, que tengan hospitales, farmacias, restaurantes cerca.

6. Alimentación

En Caso de que el bebé mame en el pecho exclusivamente, no es necesario preocuparse por la alimentación durante el viaje. Sin embargo, si ya come, no olvides de llevar bocadillos y agua en el equipaje de mano.

7. Seguridad y salud

Ojo también en el alojamiento durante el trayecto, así como en el lugar donde ustedes estarán instalados. Es preciso comprobar si el entorno es seguro para el niño.

En Caso de que ella ya ande, proporcione una pulsera de identificación para evitar el riesgo de ella se pierde de usted, principalmente en ambientes muy concurridos, como los aeropuertos, playas y espectáculos.

Durante el viaje, en caso de que la opción de ir en avión o incluso en destinos como la costa, los bebés pueden sentir una presión en el oído. En este caso, dé el pecho al bebe, ya que esto puede disminuir el malestar.

8. Proporcione entretenimiento durante el trayecto

Sobre todo en el caso de niños mayores, es esencial llevar juguetes y promover actividades durante el viaje, pues en caso contrario, ellas pueden estar aburrida y enojadas.

Por ello, seleccione algunos artículos favoritos, materiales como lápices de colores, rompecabezas, e incluso aparatos electrónicos (con moderación).

9. Mantenga la rutina

Los bebés y los niños pequeños necesitan de rutina, esto da a ellos la seguridad necesaria y evita, por ejemplo, que empiecen a llorar en medio del paseo. Por lo tanto, mantén los horarios de alimentación, sueño y baño. Evidentemente, esta rutina puede ser quebrada, de vez en cuando, pero lo intente, al máximo, no hacerlas salir de la programación diaria de ellas.

10. Sepa hacer frente a imprevistos

No hay manera. Ellos pueden ocurrir. Aún más por que es un viaje que involucra a los niños. Sin embargo, la adopción de las medidas enumeradas anteriormente, y manteniendo la calma es posible hacer un viaje excelente, que va a rendir, no sólo fotos, sino también buenos recuerdos.

Facebook Commentarios