Un millón en las calles por la independencia de Cataluña

0
29

Marta Perez / EPA

wJ6sCU Un millón en las calles por la independencia de Cataluña

El día Nacional de Cataluña, “Diada”, fue utilizado para pedir la independencia de la región

El “Diada”, día nacional de Cataluña, contó con una de las mayores participaciones populares de los últimos años: un millón salió a la calle por la independencia de Cataluña.

el lunes, un millón de catalanes pidió en las calles de la independencia de la región. La gran marcha marcó el día nacional de Cataluña, o “Diada”, que se celebra el 11 de septiembre.

La palabra de orden es “La Diada del Sí”, una alusión explícita al sentido de su voto el 1 de octubre, que fue criticada por varios partidos que consideran ilegal la consulta popular.

Por todas partes, las calles se llenaron de banderas que marcaban los colores de la región – roja, amarilla y azul – y las palabras de orden se hacían eco por toda Cataluña, con la esperanza de que ocupen los oídos de todo el país.

“Independencia”, “vamos a ser un país libre”, “el referéndum es la democracia”, fueron los mensajes que han marcado el día. En defensa del referéndum, hasta torres humanas marcaron presencia en las calles de Barcelona.

Los catalanes presentes corearon, en la manifestación que todavía tenía lugar al final de la tarde, las palabras de orden a favor de la independencia de esta región española y vestían camisetas de la pedir el voto “sí” en el referéndum del 1 de octubre.

El “Diada” es el día que conmemora la conquista de Barcelona por el rey de España Felipe V en 1714, después de un asedio de 14 meses. En los últimos años es utilizada para defender la causa de la independencia, con imágenes que pasan en todas las televisiones del mundo de una concentración ordenada y de grandes dimensiones.

La marcha contó con una de las mayores participaciones populares de los últimos años. Este año ha sido pretexto no sólo para celebrar la región, pero también para reclamar un referéndum sobre la independencia convocado por la generalitat de Cataluña, para el 1 de Octubre, que fue suspendido por el Tribunal Constitucional, pero que catalanes siguen creyendo tener derecho a él.

A los periodistas, Carles Puigdemont, el líder del gobierno regional, dijo que “no es una opción de no realizar el referéndum” y por eso la consulta popular va a avanzar. “Faltan 20 días y estamos preparados para superar muchos obstáculos”, declaró.

Puigdemont enfrenta cargos por uso indebido de fondos públicos, la desobediencia y la abuso por organizar el referéndum. Sin embargo, el presidente del gobierno regional de Cataluña asegura estar dispuesto a ir a la cárcel, si se revela necesario.

El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, afirmó la semana pasada que “cualquier acción en contra de la Constitución de un Estado miembro es una acción contra el marco institucional de la Unión Europea”.

Los partidos separatistas tienen una mayoría de diputados en el parlamento regional de Cataluña desde septiembre de 2015, lo que les dio la fuerza necesaria, en el 2016, para declarar que iban a organizar este año un referéndum sobre la indepência, incluso sin el acuerdo de Madrid.

El conflicto entre Madrid y la región más rica de España, con un PIB superior al de España, alrededor de 7,5 millones de habitantes, un tercio de la superficie de España, una lengua y cultura propias, que se arrastra desde hace varias décadas.