Un intruso, tres campeones y ya nadie se acuerda de Andrés Díaz

0
175

cMx2JI Un intruso, tres campeones y ya nadie se acuerda de Andrés Díaz

Andrés Díaz llegó en 2007 al lado de un niño sub-20 de orejas grandes, cuerpo delgado y una ambición enorme. Di María era campeón del mundo, Diaz un desconocido tan completo que, cuando llegó al Benfica, fue necesario preguntar al ahora jugador del PSG que tipo era el que vendría con él.

Andrés Díaz hizo tres juegos con la camiseta roja. El último el 31 de octubre de 2007. Fue hace 3361 días. Nueve años, dos meses y 12 días. El mismo tiempo que el Benfica no se pierde un partido en el tiempo reglamentario de la Copa de la Liga, la cual va a tratar de ganar por octava vez.

Es más que sabido que los rojos son los reyes de la prueba, muchas veces polémica, muchas veces devaluada, otras tantas veces criticado por ser hecha a la medida de los grandes: aún así, hubo sólo dos finales entre ellos.

En el Algarve, los rojos son claramente favoritos. Y por eso mismo, el principal objetivo a derribar. Hay un intruso y otros dos campeones para hacerlo, uno de ellos con un “fantasma” regresado del pasado…

Recordar Paulo Sousa y el Océano

Titular de siete trofeos en diez ediciones (en contar con este), el Benfica tiene nueve apariciones en semifinales. O sea, no sólo marcó presencia en la primera. Porque no había. El formato de la prueba decía que inmediatamente antes de la final habría una fase de grupos. Los rojos ni allí llegaron, sin embargo.

Por una de esas cosas curiosas que el fútbol tiene, el “fantasma” de la única derrota encarnada en la prueba de volta a vivir en Bonfim al final de estos años todos.

Edinho fue el autor del 2-1 con el que el Triunfo golpeó el Benfica, en esa noche de Tope, Luis Felipe, Edcarlos, Zoro, Miguelito, Fredy Adu, Bynia, Cristian Rodríguez, Di María, Bergessio, Andrés Díaz, Coentrão, Dabao y Luisão, único sobreviviente de esa época.

en otras palabras, el capitán es, increíblemente, el único jugador del plantel que ya perdió en esta competición.

El Sp. Braga ya eliminó a los encarnados. Pero lo hizo en los penaltis y no en el tiempo reglamentario. Ahora bien, los minhotos también van al Algarve. Porque Mauricio no ha conseguido imitar, Paulo Sousa y el Océano y sufrió un gol que lleva a los locales para un juego con los sadinos. Un choque de campeones, por lo tanto, ya que en el duelo estarán los únicos dos clubes que, más allá de las águilas, ya ganaron el trofeo.

El Sp. Braga suma de la quinta semifinal en la prueba y se encuentra a sólo una del registro del FC Porto. A continuación sólo hay el Sporting con tres, mientras que los sadinos van a la segunda. Curiosamente, cuando ganó la Copa de la Liga, la Victoria eliminó el Benfica y antes eliminara el Sp. Braga.

Mejor aprovechamiento de lo que el FC Porto

Las águilas tienen un gran porcentaje de victorias en la competición (80 por ciento), el Sp. Braga tiene 57,5 por ciento de partidos ganados y el Triunfo tiene exactamente el 50 por ciento. A pesar de que el FC Porto tener seis semifinales, tanto minhotos como sadinos tienen mejor aprovechamiento de los deportistas, no sólo en los títulos, como en los triunfos y el Sp. Braga es superior al Sporting (53,8) en este aspecto también.

Ya el Moreirense se abrirá la primera media final. La formación de Moreira de Cónegos es la intrusa de la prueba, debutante en semifinales. Ganó el grupo de forma sorprendente, porque tiene un aprovechamiento de sólo el 40 por ciento de triunfos/juegos y tendrá, por delante, el récord Benfica, cuya última derrota es tan difícil recordar cómo los dotes futbolísticos de un jugador que anduvo desaparecido un mes de fútbol, pero que llegó a jugar por el emblema de la Luz.

Andrés Díaz de su nombre, un jugador tan difícil de encontrar en la historia encarnada como el registro de imbatibilidad igual a la de las águilas en una copa, en cualquier parte de esa Europa.

(Why?)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here