El “tío” Marx y la izquierda peruana

0
121

 

Le decía a un colega en el CC Risso, que  “Los rojo peruanos”, hasta ahora no aprenden.  Por lo menos tengo la  seguridad,  que si José Carlos Mariátegui o  Karl Marx siguieran vivo, les meterían una patada en el culo a todos los políticos de izquierda. Porque los rabanitos criollos son hueveadores, no le ganan a nadie, solo crean conflictos por intereses y cuando están en el poder no atan ni desatan porque no sirven para gobernar. Dónde quedó ¿El materialismo? ¿La dialéctica? ¿La lucha de clases? ¿La teoría del valor? ¿El capital y la plusvalía? ¿La explotación y la emancipación? ¿La honradez, que tanto se jactan?

Se pelean como perros y gatos, por el poder,  mientras en el mundo el pensamiento de Marx sigue latente y de total actualidad, vivito y coleando. Y ahora más que nunca, con la actual crisis económica, debida a la especulación del capital financiero, aunque parezca mentira. ¿Qué pensaban Marx y Engels de todo esto? Marx no se sorprendería de ese fenómeno pues, para él «el fundamento mismo de la producción capitalista impone que el dinero aparezca como forma autónoma del valor, frente a la mercancía, o que el valor de cambio adopte por fuerza una forma autónoma en el dinero»:

1. El dominio del capital financiero era la consecuencia natural del desarrollo del capital: «El sistema bancario, en lo que respecta a su organización formal y su centralización, es el producto más artificial y desarrollado a que haya llegado el sistema de producción capitalista en general… El carácter social del capital sólo puede aparecer y realizarse por entero gracias al pleno desarrollo del sistema de crédito y del bancario…» Marx veían en ese hecho una doble faceta: «Ello anula el carácter privado del capital, y contiene en potencia, pero sólo en potencia, la eliminación del capital mismo… Hace que la banca y el crédito sean el medio más poderoso para que la producción capitalista supere sus propios límites, y la convierte en uno de los vehículos más eficaces de las crisis y la especulación…»

2. El desarrollo del sector financiero estaba indisolublemente unido al de las sociedades por acciones, que para Marx tiene las siguientes consecuencias:
a) Enorme extensión de la escala de producción y empresas que habrían sido imposibles para capitales aislados…
b) El capital, que por definición se basa en el modo de producción social y presupone una concentración social de medios de producción y de fuerza de trabajo, adopta aquí de manera directa la forma de capital social (…), por oposición al capital privado (…). Es la abolición del capital como propiedad privada, dentro de los marcos de la propia producción capitalista.
c) Transformación del capitalista realmente activo en un simple director y administrador de capital ajeno, y de los propietarios de capital en simples propietarios, en simples capitalistas financieros»

3. Veía que esta «supresión del modo de producción capitalista en su propio seno» hacía «renacer una nueva aristocracia financiera, una nueva especie de parásitos, en forma de promotores, especuladores y directores simplemente nominales» que propiciaba «todo un sistema de estafas y fraudes por medio de la promoción de corporaciones, de la emisión y el tráfico de acciones. Es la propiedad privada sin el control de la propiedad privada»

4. Crédito y especulación: Sobre las consecuencias del crédito añadía «que ofrece al capitalista privado el control absoluto, dentro de ciertos límites, del capital ajeno, de la propiedad ajena y, por consiguiente, del trabajo ajeno. El control sobre el capital social, no sobre su propio capital individual, le da el control sobre el trabajo social (…) Aquí desaparecen todas las normas, todos los pretextos más o menos justificados en el sistema de producción capitalista. Lo que arriesga el comerciante mayorista que especula no es su propiedad privada, sino la propiedad social»

5. El crédito, proseguía Marx, «acelera el desarrollo material de las fuerzas productivas y la constitución de un mercado mundial. La tarea histórica de la producción capitalista consiste precisamente en llevar hasta cierto punto de desarrollo estos dos factores, base material de la nueva forma de producción (necesaria) [el socialismo].El crédito acelera al mismo tiempo los estallidos violentos de esta contradicción, las crisis, y, por lo tanto, los elementos que disuelven el antiguo modo de producción».

6. CRISIS. Con todo lo anterior, como ha pasado ahora, llega, inevitablemente, la crisis. Marx no tuvo tiempo de elaborar en forma sistemática una teoría de las crisis. Había reservado esta elaboración para uno de los tomos no escritos de El Capital, el tomo dedicado al mercado mundial. Pero en el tomo 3 de El Capital, en las Teorías de la plusvalía, en diferentes contribuciones periodístico-descriptivas, así como en su correspondencia, Marx y Engels han incluido suficientes pasajes que tratan del ciclo industrial y financiero y de la crisis como para que se pueda hablar de una verdadera teoría marxista de las crisis, sin forzar los textos o falsificar su pensamiento.

Lo bueno de todo es que Marx y su pensamiento siguen vivos, y lo malo es que los rojimios peruanos no se dan cuenta o se hacen los cojudos ante el la apologia terrorista del Movadef, otros como Ollanta Humala, para llegar al poder hablan como izquierdistas y después gobiernan con la derecha, hay de los que hablan de honradez-como “la tía vaga” o Goyito-, mientras se levantan los gobiernos regionales y municipalidades en peso, también hay de los otros que hacen sus cálculos promoviendo partiduchos y para agarrar algunos despistados votantes, pero no piensan en la clase trabajadora, eso ya fue. (Publicado 2nd October 2013 enPocaspalabras/Jauri).

 

Pysn Jaime Alberto Uribe Rocha
Jaime Uribe Rocha: Periodista y Publicista experto en marketing político, columnista en varios medios periodísticos impresos,

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here