“The Handmaid’s Tale”, “Big Little Lies” y “Saturday Night Live” dominan premios Emmy

0
46

(cv) Saturday Night Live, NBC / YouTube

RaeHOY "The Handmaid's Tale", "Big Little Lies" y "Saturday Night Live" dominan premios Emmy

El histórico ‘talk-show’ Saturday Night Live, el drama familiar “Big Little Lies” y “The Handmaid’s Tale”, dominaron esta noche los premios Emmy, que distinguen a las producciones de televisión norteamericanas.

A 69.º edición de la entrega de los premios tuvo lugar en una ceremonia en Los Ángeles en los que la política y el Presidente Trump fueron las “estrellas” invitadas.

La serie “The Handmaid’s Tale”, basada en la adaptación de una novela homónima de Margaret Atwood sobre una América en manos de una secta totalitaria, ganó el de mejor serie dramática y dominó la noche de los premios de televisión con un total de cinco premios Emmy.

La serie que retrata la violencia contra las mujeres, ganó también el premio a la mejor actriz de serie dramática (Elisabeth Moss), mejor actriz secundaria en una serie dramática (Ann Dowd), mejor director de serie dramática (Reed Morano, la segunda mujer en la historia que gana en esta categoría) y mejor guión de serie dramática (Bruce Miller).

La mini-serie “Big Little Lies”, sobre las madres de familia, sus hijos y sus dramas en California, ganó otras cinco categorías, con los premios de mejor mini-serie, mejor director (Jean-Marc Vallée), mejor actriz en una mini-serie (Nicole Kidman), y a los mejores actores secundarios en la mini-serie (Alexander Skarsgard y Laura Dern).

El histórico ‘talk-show’ Saturday Night Live (SNL) fue otro de los ganadores de la noche, con nueve trofeos, incluyendo cinco de carácter técnico.

SNL, que este año se destacó por la crítica al Presidente estadounidense y a su administración, fue creado por el productor Lorne Michaels, en 1975, suma cerca de 830 emisiones y, hasta la fecha, había conquistado un total de 45 Premios.

El programa de humor, que suma 42 temporadas consecutivas en la cadena NBC, estaba nombrado en 22 categorías, a la par de la serie “Westworld”, y a mitad de la ceremonia ya había ganado cuatro estatuillas, incluyendo una para Alec Baldwin y otra para Kate McKinnon, por su imitación de la ex candidata presidencial, Hillary Clinton.

El éxito de SNL en el 69.ª edición de los Emmy fue más allá de las estatuillas ganadas.

“Sabíamos que la mayor estrella de la televisión del año pasado fue Donald Trump. Y Alec Baldwin”, sin duda, ironizó el presentador de la noche, Stephen Colbert, en referencia al actor que personifica a Trump en Saturday Night Live (SNL).

“Finalmente, señor Presidente, aquí está su Emmy”, dijo Alec Baldwin al recibir el galardón, en referencia al programa “The Apprentice”, (“El Aprendiz”, en español), un ‘reality show’ que ha sido presentado por el Trump y ejecutivos que compiten por un puesto en una de las empresas del multimillonario.

Baldwin añadió que después de haber tenido tres hijos en tres años, su mujer no dio a luz el año pasado, un año en que su interpretación del papel del Presidente de los Estados Unidos impulsó las audiencias del PROGRAMA a un nivel récord.

“Cuando alguien usa una peluca de color naranja (como el color del pelo de Donald Trump), esto actúa como contracetivo”, afirmó.

El antiguo portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, que cesó en funciones en julio, hizo una aparición sorpresa en los premios Emmy, bajo la mirada divertida de Melissa McCarthy, que ‘viste el personaje’ en SNL.

Alec Baldwin ya tenía, por cierto, en la conferencia de prensa recibido Spicer por la atrevida entrada en la ceremonia de los Emmy.

“Ya he hecho algunos trabajos que ustedes no deben respetar y admirar (…) Tenemos eso en común”, dijo.