El Perú entero defiende a la familia

0
567

 

11040406_469424353206126_375351789436776522_o El Perú entero defiende a la familia

A varios idiotas he escuchado hablar de “la modernidad”, como si la homosexualidad fuera sinónimo de la modernidad. No es así, escritores como Suetonio, Plinio el Viejo o Dion Casio relataron las perversiones de los emperadores Calígula, Nerón y Tiberio el más perverso de todos. Nerón tenía  relaciones sexuales con su 3º esclavo, Pitágoras. Se casó con él y lo convirtió en emperatriz. ¿Nerón es moderno?”. No pues, no sean malos. Una sociedad moderna se mide por cómo trata a sus minorías, porque  ahí se muestra la fortaleza de los derechos de todos. El derecho a libre desarrollo y bienestar (Cons.Art.2.1) y no discriminación (art.2.2) es algo que TODOS deberíamos atesorar.

¿La sentencia de la jueza Dra. Mavina Saldaña,  del Sétimo juzgado Constitucional, es una aberración jurídica que puede crear una peligrosa jurisprudencia? Y lo señala: “Esta judicatura considera pertinente recordar que no es factible una oposición de carácter religioso al reconocimiento de un matrimonio homosexual, puesto que el Perú es un Estado laico.¿No explica porque mete el “carácter religioso”” en la sentencia? ¿Cristianofobia? Como que la jueza no se aguantó de hablar contra la religión, a pesar de que no era el tema.

En declaraciones a la cadena radial RPP, Ernesto Álvarez, ex presidente del Tribunal Constitucional de Perú y actualmente decano de la Facultad de Derecho de la Universidad San Martín de Porres, señaló que el fallo del juez a cargo del 7º juzgado constitucional de Lima, difundido el 10 de enero, “más que error es una audacia propia de un juez liberal que quiere ir más allá de la ley, estableciendo su propia visión de la Constitución”.

El parlamentario oficialista, Alberto Belaunde, declarado gay, afirma “La sentencia se fundamenta en tratados internacionales y experiencias comparadas y lo que el juzgado ha hecho es llegar a la conclusión de que no existían argumentos para no reconocer este matrimonio, sino que el no hacerlo vulneraba, más bien, el derecho universal a la igualdad”.

El activista Gio Infante, expresidente del Movimiento Homosexual de Lima (Mhol), que Ugarteche colaboró a fundar en 1982., señala “Estamos frente a una sentencia histórica que no solo reconoce la realidad de la existencia de matrimonios homosexuales de los que muchos peruanos hoy son parte, sino que constituye un paso rumbo al reconocimiento jurídico pleno de las familias homosexuales como tales”.

Matrimonio-Homosexual El Perú entero defiende a la familia

¿Este fallo aberrante-para las gran mayoría de peruanos- es consecuencia de la Universal Degradación Humana fruto DE LA PERDIDA DE VALORES, MORAL Y ËTICA como así también de la destrucción de la familia? ¿O esta decisión que declara constitucional el matrimonio gay en el Perú es un hecho de trascendencia y marca un hito en la lucha por los derechos básicos a una población a la que le tocó tener una identidad sexual diferente a la de la mayoría, permitiéndole compartir sus vidas con igualdad de derechos y obligaciones que los heterosexuales?

¿Tiene razón  Óscar Ugarteche, cuando señala “No llevaremos al Perú al siglo XXI de un porrazo”. Estoy en la lucha, como siempre. Me casé con Fidel en México, en 2010, y ahora esperamos el reconocimiento del Reniec. Sé que vamos a ganar, sé que vamos a celebrar.Hay cosas más importantes de que preocuparse como por ejemplo aquellas “mayorías olvidadas” como los ciudadanos de los andes de los pueblos más alejados. Atender los derechos individuales como personas no significa vulnerar nuestras leyes, aún tenemos cosas más importantes que legislar y en un futuro, cuando nuestra sociedad esté más desarrollada quizás se pueda discutir este tema del “matrimonio gay”, sin embargo no estoy de acuerdo con este tipo de uniones.

Los pueblos alejados en el Perú son ahora minorías (infórmate sobre demografía últimos 50 años) pero no justifica que se les deje de atender por esa razón de minoría en extrema pobreza, la población discapacitada también es minoría, las etnias de la selva, también pero no dejan de ser ciudadanos con todos sus derechos. Así de simple.

En la ciencia no hay opiniones, sino que se busca describir la realidad. La realidad es que hay dos sexos: hombre y mujer, dos géneros: masculino y femenino. Lo demás es degeneración. A veces exagerar ayuda a ilustrar o explicar una posición. Sin embargo, en el tema de la paridad de los sexos conviene no lanzarse a extremos. Parece evidente que los sexos femenino y masculino son diferentes y que esa diferencia, además de ser primigenia, no va a desaparecer por modas culturales que nos quieren meter. Sin embargo, en lo que atañe a la igualdad de dignidad, trato y oportunidades en el ámbito social y económico hay mucho camino por recorrer en nuestro país.

Probablemente las sociedades “occidentales” donde se permiten los “matrimonios gay” estén más “avanzadas” en este aspecto que las sociedades de algunas otras culturas, y que las sociedades laicas sean un poco más centradas que las que se rigen por dogmas religiosos no abiertos a debate. Hoy todavía hay contextos sociales en que el intento por parte de una mujer de conducir un automóvil o incluso buscar una educación primaria puede ser causal de una represión atávica grave, extralegal o incluso legal (que es peor). La diferencia entre los sexos es necesaria y hay que aprovecharla para lo bueno. Al mismo tiempo, conviene recordar el humanismo que subyace en común a mujeres y hombres para que la diferencia entre los sexos no se proyecte hacia resultados aberrantes.

Hay que decirlo, el Perú, no está contra los LGTB ni sus derechos, sino contra el tráfico de la homosexualidad, el matrimonio gay la  ideología de género, pues has aceptado la Ideología de Género por lo bajo (en lo cual se basa el enfoque de género), que es de corte feminista, al mismo tiempo rechaza la cultura judeocristiana. Se cambia judeocristianismo por feminismo. Ahí están  las imágenes que pondrán a los niños: Caperucito Rojo; “Oliver Button es una nena”, “me llamo Javier, mi pareja se llama Francisco y soy Arquitecto”, “Me llamo Eliana, estoy enamorada de Paola y vendo artesanías”. Esto es robarle al niño su identidad natural. ¿Así lo preparan para el futuro?

No soy homofóbico, ni tampoco hipoteco mi libertad de conciencia que  nace de  la libertad de pensamiento, la de opinión y, el derecho a la libre información, todos piezas fundamentales —y fundacionales— de las ideas liberales y democráticas de hoy. Porque sin libertad de expresión no hay democracia, Entender un Estado democrático sin el respeto al ejercicio de la libertad de expresión, escrita o verbal, relacionada además con los diversos derechos de libertad como son el de tránsito, de conciencia, de asociación, religiosa y desde luego, de pensamiento, es imposible.

Por eso hago uso de esa libertad de expresión y emito una opinión a mis seguidores con la seguridad que va ser bien recibida y discutida, porque esta libertad de expresión en los sistemas democráticos es uno de los derechos fundamentales que más se dice se protege, más se trata de ejercer – porque el hombre tiende a ser libre por naturaleza y ensanchar sus propios límites, – pero paradójicamente, más se ha limitado a lo largo de la historia de la humanidad.

Pysn Jaime Alberto Uribe Rocha
Jaime Uribe Rocha: Periodista y Publicista experto en marketing político, columnista en varios medios periodísticos impresos,

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here