PERÚ: Convivencia o nos vamos a la M…

0
162

cpi-keiko-fujimori-y-ppk-primeros-en-encuesta PERÚ: Convivencia o nos vamos a la M…

Algunos economistas y sociólogos aseguran   que “La política es el arte de alcanzar la convivencia”, otros la que  “política es el arte de lo posible”,  se entiende  así porque la política influye en la convivencia de todos los individuos, de las instituciones, de los actores políticos y el poder ejecutivo (presidente). La convivencia es para que las decisiones se respeten y que todos los individuos pueden vivir y convivir en paz.

“Hay de los otros que creen que, en política uno tiene más libertad para practicar lo posible que en otros campos y eso no es verdad. La política es hacer que esa comunidad sienta que forma parte de un proyecto común. Cuando la política deja de abastecer ese producto, vienen las huelgas, las marchas,  la violencia, los conflictos y ese es el fracaso de la política”.

Lo que requerimos en medio de esta  problemática nacional política y económica que sacude al país, es que en el  nuevo encuentro -ocurrirá el martes 11- entre PPK, presidente de la República y Keiko Fujimori, lideresa de Fuerza Popular (FP), con mayoría absoluta en el Congreso (71 congresistas de 130), se lleguen acuerdos a corto plazo entre el Ejecutivo y Legislativo que solucionen la economía, seguridad, salud, educación, reconstrucción, justicia, los intereses de créditos, las huelgas, etc.

Queremos una solución práctica, no queremos que nos  vendan humo, mecidas, o gestos para las fotos, que le echen más agua a la sopa, y no hay que explicarlo: no se nota la lucha contra la corrupción, el ambiente político crispado, porque hay 100 mil puestos menos de trabajo, la inversión está paralizada, los médicos en huelga, asaltos todos los días. Mejor dicho, más allá del folclorismo mediático pide a gritos a PPK, un diálogo que genere paz y que se cumplan los compromisos,  un buen gobierno aunque no sea cogobierno.

Que a la izquierda recalcitrante de Arana y VeróniKa Mendoza no le guste el diálogo, ese es su problema. Los rojimios  nos tienen harto  con la  interpretación dominante de su comunismo  obsoleto-Cuba y Venezuela, los dos principales países del Alba y del socialismo del siglo XXI que en realidad es el mismo viejo comunismo del siglo pasado, han fracasado- y con ese cuento que Haya traicionó la ideología primigenia del aprismo al adoptar una postura dialogante con el mandamás del Banco Popular y la traicionó todavía más cuando el APRA le dio sus votos en 1956, iniciando así la recordada Convivencia.

Por qué cerrar los ojos ante esa leyenda negra de ese periodo que tejieron los rojimios? ¿O el dialogo y la tolerancia  entre los viejos enemigos políticos como Haya, Odría, Ravines y Beltrán, que se  sentaron a almorzar en la casa del parlamentario aprista León de Vivero, en 1064, fue en vano? ¿Es que acaso no se hace necesario un amplio consenso a favor de la democracia, una nueva mirada a la relación entre ambos líderes, pues la universalización del sufragio y la libre participación de los partidos en nuestra política le deben mucho al diálogo fecundo que Haya y Prado sostuvieron en el segundo tercio de la pasada centuria?

¿Por qué no aceptar que para llegar a esa convivencia entre dos  hombres opuestos: Haya encabeza la modernidad política, el acceso de las masas a la democracia y la búsqueda de la igualdad: Prado representa “l´ancien regime”, la vieja y conservadora oligarquía recelosa de cualquier cambio sociopolítico. Los dos  líderes contrincantes que ocupaban el centro del mismo escenario, su destino fue el dialogo y la tolerancia, para llegar a un acuerdo en bien del país?

¿es que acaso Haya de la Torre y Manuel Prado no coincidieron en un aspecto crucial: la democracia, cuya conquista supuso renuncias y concesiones recíprocas? Para Haya, la principal concesión –tras enfrentar las dictaduras más implacables del siglo XX- fue abstenerse de alcanzarla por la vía insurreccional y allanarse a construirla dialogando con la facción más liberal de la derecha. Que para Prado, la concesión fue la democracia misma pues alcanzó a comprender que, en pleno siglo XX y con la presencia del aprismo, la política no podía manejarse más como una asamblea de notables.

Para pysnnoticias, la  tolerancia, diálogo y respeto son pilares de la convivencia democrática, hoy  en estos momentos la patria nos llama a todos los peruanos a sembrar confianza y no enconos, unión y no división, fraternidad y nunca confrontación, para salir adelante.

Pysn Jaime Alberto Uribe Rocha
Jaime Uribe Rocha: Periodista y Publicista experto en marketing político, columnista en varios medios periodísticos impresos,

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here