La Internet de las Cosas y la transformación de las empresas

0
267

5W6U0f La Internet de las Cosas y la transformación de las empresas

* Por Marcelo Miguel

El mundo está cada vez más conectado y lleno de tecnologías. Después de la revolución para uso personal, ahora las empresas ya cuentan con los avances de la Internet de las Cosas (Internet of Things – IoT) para transformar la manera como desarrollan sus actividades. Esta evolución tecnológica va, en definitiva, cambiar la forma de trabajo de la sociedad como un todo.

Encuestas señalan que los gastos con internet de las cosas pasarán de US$ 1 billón en el año 2020, derivadas de inversiones en hardware, software, servicios, conectividad y seguridad. Tendremos un crecimiento mundial de 15% al año y, con eso, todo estará conectado: equipos, maquinaria, coches, sistemas de control, cámaras, medidores.

Para dar cuenta de la nueva demanda que va a surgir, la infraestructura de Telecomunicaciones, TI y movilidad crecerá y va a mejorar en la misma medida, con lo que las ‘cosas’ se hablen, compartan información y aprendan con nuestras instrucciones.

La sociedad camina rápidamente a una etapa en la que las relaciones comerciales se basan en el consumo inteligente, bajo demanda y con las transacciones financieras por medio de los nuevos dispositivos. Del pago en la entidad bancaria, evolucionamos para el PC, para el móvil y tendremos nuevas opciones de dispositivos como los relojes.

Las empresas se están preparando para esta nueva jornada en la que la tecnología será, sin duda, la base de la transformación de la experiencia de los clientes, con miles de dispositivos conectados y hablando entre sí. Todo estará conectado en una gran red, con facilidad para la vida de las personas y una competitividad sin igual para las empresas.

La Internet de las Cosas también revolucionará las industrias. El concepto de Industria 4.0 ya está siendo aplicado en las fábricas de los más diversos sectores, incluso en los fabricantes de automóviles cuyos coches ya salen de fábrica equipados con chips y sistemas inteligentes para facilitar la vida de los dueños, con intercambio de información, detección de problemas y la presentación de soluciones. De las fábricas a las calles, ya es posible salir de una concesionaria brasileña con un coche conectado y con sistemas de control a distancia a través de teléfono móvil. Esto es posible gracias a las soluciones de internet de las cosas con tecnología de punta que cuentan con infraestructura de Telecomunicaciones, TI y de movilidad para soportar el alto volumen de datos generado por los dispositivos.

Estos dispositivos serán la herramienta para la eficiencia operativa, para el seguimiento en tiempo real de flotas, la gestión del consumo de combustible, control del desgaste de las piezas y hasta la supervisión de la conducta de los conductores. Empresas invertirán en internet de las cosas para aumentar el control de la producción, reducir los costos y acabar con el desperdicio de materia prima.

En breve, las ciudades tendrán que adoptar dispositivos y sistemas inteligentes de control. Será impensable la gestión de una metrópoli sin Internet de las Cosas. Ajustes de semáforos para los días de lluvia, de inundaciones y de manifestación pueden, por ejemplo, pueden hacer en pocos segundos o incluso programados para ser aplicados de forma automática. Las Alertas sobre el uso indebido de recursos, como agua y luz serán hechas, también por medio de dispositivos.

No hay duda de que la adopción no encuentra resistencia y sólo trae ventajas. Estará cada vez más presente en las empresas y en la vida de todos. Los prohibitivos que teníamos en Brasil, prácticamente no existen más. El País tiene una enorme infraestructura de telecomunicaciones y ha evolucionado mucho con nuevas soluciones de TI y movilidad a lo largo de los últimos años. Prueba de ello es que tenemos más teléfonos móviles que habitantes, la tasa de penetración en el uso de Internet es alta y la inclusión social del País está pasando por medio de smartphones, incluso para el acceso a la información de interés y pago de cuentas.

El concepto de internet de las cosas es muy quebrantador y, por eso, muchos expertos advierten que podría ser considerado como parte de una nueva revolución que va mucho más allá de aquella registrada construido en el siglo xviii Ahora, en la versión digital, la revolución crea un nuevo escenario lleno de oportunidades. Las empresas que enfocan su atención en estos nuevos caminos saldrán al frente del mercado. Sin duda, la innovación se distinguirá empresas líderes de los seguidores.

En algunos años ya no será posible pensar en un mundo sin la conectividad traída por la Internet de las Cosas. Lo que antes parecía imposible, pasará a ser rutinario. Esta evolución impulsará a las empresas a ser cada vez más innovadoras, trabajando en la creación de soluciones disruptivas que van a continuar a cambiar la forma en la que interactuamos. Soluciones transformadoras llegarán con más rapidez al mercado, revolucionando la forma como vemos el mundo. Los dispositivos inteligentes están ahí para confirmar el pensamiento de Warren Buffett: cuanto más se aprende, más se gana.

* Marcelo Miguel es el Director Ejecutivo de Marketing y Negocios de la Embratel

Suscríbete a nuestro canal y saber más sobre la tecnología!

(Why?)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here