Fue por segundos que el Gobierno español no mandó invadir el Parlamento catalán

0
29

Alberto Estévez / EPA

wZRxLo Fue por segundos que el Gobierno español no mandó invadir el Parlamento catalán

Enfrentamientos entre catalanes y la Guardia Civil española durante las protestas y el referéndum por la independencia de Cataluña

Carles Puigdemont, ha afirmado que “siempre ha sido posible a Catalunya, otra solución que no sea la independencia”. El líder catalán ha asegurado que trabajó en una mejor relación entre Cataluña y España, adaptado a los nuevos tiempos, pero sus esfuerzos fueron bloqueados por la llegada al poder de José María Aznar.

El portavoz de ERC, Sergi Sabrià, a su vez, dijo el lunes que la república declarada en el parlamento catalán nunca llegó a existir, de hecho, porque el gobierno catalán no estaba preparado para “la violencia del Estado”.

El portavoz del partido independentista es el favorito para las elecciones de 21 de diciembre y explicó la necesidad de que los independentistas tuvieron que trazar una línea roja: “El país y el gobierno no estaban preparados para hacer frente a un Estado autoritario y sin límites a la hora de aplicar la violencia”, relata el Sol.

Sergi Sabrià asegura que la intención de los independentistas era asumir la proclamación de la república, pero que el gobierno español dio a conocer que recurriría a todos los medios, mismos a los violentos, para evitar: “No queríamos demostrar con muertos” hasta donde podía llegar la respuesta del Estado.

Al mismo tiempo, la revista “Interviú” revela un plan militar. Según la publicación, en caso de que la proclamación de la independencia fuera seguida de un intento del gobierno catalán de concretar la autodeterminación, el gobierno español le daría la orden para avanzar con el “Plan C”.

El plan concretizava en asaltar el edificio de la asamblea catalana con más de 300 agentes de la unidad de élite de la guardia Civil y la Policía Nacional, el día 10 de octubre, cuando Puigdemont fue a la tribuna del parlamento catalán declarar la independencia, para luego suspender.

Además, el Gobierno español contaba enviar 250 agentes para expulsar a la multitud que podría estar concentrada en la puerta del edificio, y los restantes entrarían por las alcantarillas y por medio de helicópteros. Según la revista española, los efectivos de los Mossos d’Escuadra presentes en el edificio han recibido avisos claros para dejar pasar las unidades de la policía española.

La “Interviú” afirma que este plan sólo se pondría en marcha si los manifestantes cercassem el parlamento para proteger, si el gobierno se entrincheirasse allí y si la independencia fuera proclamada. Ese día, Puigdemont suspendió la independencia y los manifestantes fueron convocados por el Arco del Triunfo, a más de 500 metros del parlamento.