El descubrimiento de “super Tierra” a 40 años-luz que puede tener señales de vida

0
189

(dr) ESO / spaceengine.org

bELEtv El descubrimiento de "super Tierra" a 40 años-luz que puede tener señales de vida

Imagen artística del exoplaneta LHS 1140b, con su estrella madre, una enana roja, en el fondo de la imagen

Un equipo internacional, de la cual forma parte de un investigador del Puerto, descubrió un planeta más grande y más denso que la Tierra a 40 años-luz, con características que lo convierten en un “buen candidato” para la búsqueda de señales de vida.

Los investigadores identifican este planeta como una “super Tierra”, un tipo de punto que gira alrededor de una estrella que no es el Sol, por lo tanto en otro sistema solar) con una masa comprendida entre una y diez veces la masa de la Tierra, al cual dieron el nombre de LHS 1140b.

El equipo estima que el LHS 1140b, que transita de la estrella enana roja (estrella de pequeña masa y de la temperatura “baja”) LHS 1140, a menos de 40 años-luz de distancia de la Tierra, tendrá por lo menos cinco mil millones de años, un diámetro de casi 18 mil kilómetros (alrededor de 1,4 veces mayor que la Tierra) y 6,6 veces más densidad que el de nuestro planeta.

Las observaciones han permitido aún determinar que este exoplaneta orbita a su estrella a una distancia diez veces más cerca que la Tierra orbita el Sol, completando una órbita cada 25 días.

“la distancia a La que el planeta está de su estrella nos permite calcular que su temperatura puede permitir la presencia de agua líquida en la superficie”, dijo a Rajoy el investigador del polo del Puerto del Instituto de Astrofísica y Ciencias del Espacio (IA), institución dedicada al diseño, Nuno Santos.

De acuerdo con el instituto, a pesar de que, actualmente, la estrella girar más lentamente y emiten menos radiación de alta energía que otras estrellas de pequeña masa, en el inicio de su vida sería “mucho más activa”.

Esta actividad permitió una emisión de radiación capaz de destruir el agua existente en la atmósfera del planeta, lo que generaría un efecto invernadero descontrolado, similar al observado en Venus.

“Sin embargo, el diámetro del planeta indica que un abrasador océano de magma puede haber existido a la superficie durante millones de años, liberando vapor de agua a la atmósfera durante el tiempo suficiente para seguir abastecer a la atmósfera”, se lee en una nota informativa publicada en el sitio web de la IA.

El agua puede entonces haber pasado al estado líquido después de enfriar el planeta, convirtiéndose en el potencialmente habitable y un “buen candidato” a futuros estudios para buscar signos de vida.

El planeta fue detectado por el observatorio Mearth, en Chile, que se utiliza para el seguimiento de estrellas enanas rojas de hasta 100 años-luz de distancia, a la búsqueda de planetas similares a la Tierra.

El descubrimiento se dio con el recurso a la método de tránsitos, que consiste en la medición de la disminución de la luz de una estrella provocada por el paso de un planeta por delante (algo similar a un microeclipse), lo que permitió calcular el diámetro del planeta.

Fue después confirmada por el espetrógrafo HARPS, situado en el telescopio ESO, en Chile, que, a través de observaciones con el método de las velocidades radiales (detecta exoplanetas medir pequeñas variaciones en la velocidad de la estrella) permitió determinar su masa y el periodo orbital.

Según el IA, el equipo va a realizar, brevemente, las observaciones con el Telescopio Espacial Hubble, para determinar con precisión la cantidad de radiación que alcanza el LHS 1140b, lo que va a permitir definir con mayor exactitud los límites de la habitabilidad del planeta.

Este descubrimiento dio origen al artículo “La templados rocky super-Earth transiting a nearby cool star”, publicado este martes en la revista científica Nature.

además de Nuno Santos, el equipo está compuesto por investigadores de los Estados Unidos, Francia, Suiza, Australia y España.

(Why?)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here