Cuatro estados estadounidenses procesan la Casa Blanca por el fin del DACA

0
25

Alba Vigaray / EPA

F8txpP Cuatro estados estadounidenses procesan la Casa Blanca por el fin del DACA

Donald Trump acaba con la ley que protege a miles de jóvenes inmigrantes

California, Minnesota, Maryland y Maine van a procesar la Casa Blanca, acusando a la decisión presidencial de acabar con la DACA, el programa que protege a los jóvenes indocumentados, de ser “anticonstitucional” y es ilegal.

El ministro de Justicia de California, Xavier Becerra, junto con sus homólogos del estado de Minnesota, Maryland y Maine, presentó este lunes una denuncia en el tribunal federal de distrito del norte de California, afirmando que este programa “ha permitido a más de 800 mil niños llegadas sin documentos a los estados UNIDOS – los designados ‘dreamers’ (soñadores) – salir de la sombra y hacerlos ciudadanos (estadounidenses) productivos y coronados de éxito”.

Con el fin de este programa, firmado por el anterior Presidente, Barack Obama, y sin una reforma migratoria en el Congreso en los próximos meses, estos jóvenes pueden ser obligados a regresar a la clandestinidad.

“Más de un cuarto de los beneficiarios del DACA viven en California y no es por casualidad que el nuestro formidable Estado es la sexta economía del mundo”, comentó Becerra, en un comunicado.

El fin del DACCA puede costar muy caro a California. Un estudio del centro de reflexión independiente Centro para el Progreso Americano, publicado en enero, estimó un impacto negativo de 11,3 mil millones de dólares (9,4 mil millones de euros) por año para este Estado, más que en cualquier otro.

el miércoles, 15 otros Estados, entre los cuales el de Nueva York y la capital federal, Washington D. C., ya se habían presentado denuncia contra el fin de este programa, por considerar que viola el derecho constitucional de la persona no ver a su libertad, la vida o subsistencia pone en peligro, sin haber podido beneficiarse del curso normal de la Justicia.

Esta queja acusó aún la decisión de acabar con la DACA de discriminar injustamente a los mexicanos, que representan tres cuartas partes de los beneficiarios.

en Este momento, 750 mil personas disfrutan de este programa, lo que les permitió ir a la universidad, trabajar de forma legal, visitar el país de origen y tener carnet de conducir. Las únicas diferencias de estas personas a un ciudadano estadounidense, es que no tienen pasaporte, no pueden votar y pueden ser deportados si cometen algún delito.

En ese momento, Obama consideró la decisión de la administración de Donald Trump “cruel” y “un tiro en el pie” para el país: “Se trata de jóvenes que han crecido en estados unidos, los niños que estudiaron en nuestras escuelas, los adultos jóvenes que están empezando sus carreras, patriotas que juraron alianza a nuestra bandera. Estos ‘Dreamers’ son Americanos en sus corazones, mentes, en todas las formas menos una: el papel“, remarcó.

Muchos, como escribe el ex Presidente, “ni sabían que eran ilegales hasta han intentado buscar un nuevo trabajo o aclarar la carta”.