Caviares y LGBTI se enfrentan a Cipriani y a la comunidad católica

0
54

5994e5d65c74f Caviares y LGBTI se enfrentan a Cipriani y a la comunidad católica

Increíble ¿Misa del Papa Francisco enfrenta  a poderes?  Lo que parecía tan obvio -establecer el mejor lugar para un evento de multitudes- se ha tornado en un debate intrincado y exasperante. ¿Una Guerra Santa, auspiciada por los caviares, LGBTI y ppkausas? Cosa de locas, perdón de locos.

Lo único cierto es que el gobierno  de los “negociazos” con sus medios de prensa (Grupo El Comercio) atacan a la iglesia tan solo porque esta no les da el amén en lo de la imposición de la ideología de “género”. El papa, ya lo dijo “Solo la unión exclusiva e indisoluble entre un varón y una mujer cumple una función social plena”. Quiere decir que el  papa Francisco cerró con firmeza la puerta al matrimonio entre homosexuales en la exhortación apostólica sobre la familia en la que rechaza “los proyectos de equiparación de las uniones entre personas homosexuales con el matrimonio” y la ideología de género.

Para mí, y lo digo con argumentos sólidos-no se trata de animadversión contra nadie-, en realidad esto trata  de “la movida” y el deseo de maricolandia promovido por los millones de George Soros, de los que grupetes de izquierda caviar y rojetes que  se alimentan (marxismo cultural). Nadie se chupa el dedo.

El Estado surge para garantizar la libertad y la seguridad de los ciudadanos, no para imponer un solo modelo de libertad o de seguridad. El intento de formular una teología política se estrella contra un hecho irrefutable: el poder de la Iglesia no es de este mundo. En efecto, la Iglesia no tiene poder temporal pero sí autoridad. Y el Papa tiene una autoridad que a veces atemoriza a los poderes de este mundo.

Que la visita del Santo Padre  debe unir a todos los peruanos, es el espíritu  y no de discordia o cálculo político. Si es así, porque el ministro Basombrio mete su cuchara donde no le corresponde? Cuando en agosto pasado, se anunció que el acto litúrgico sería en la Costa Verde, así lo reiteró Jorge del Águila  encargado de  la Comisión de Seguridad de la visita del papa -del Arzobispado de Lima-dn la reunión con el presidente del Congreso, Luis Galarreta.

¿Po qué el gobierno mete su cuchara y propone otro escenario como Las Palmas? ¿Es que pensar en llevar al Santo Padre a una base militar como Las Palmas, es como sacar tanques a la calle? ¿Es que acaso no tiene criterio o las neuronas no les funcionan a los asesores para evaluar esa posibilidad? ¿Por qué tanto problema y señalar que el lugar donde el papa Francisco celebrará la gran misa en Lima aún está pendiente, que la comisión multisectorial que tomará esa decisión?

Hay que decir la verdad: en la Costa Verde ya se ha realizado la Marcha por la Vida con 700 mil asistentes. En aquella oportunidad nadie se quejó, salvo los rojos, LGBTI, Carlos Bruce y De Belaúnde,  anticlericales y anticristianos. ¿Es que  no quieren que el Papa se pronuncie frente a dos millones de personas en contra de la ideología de género? ¿Qué bendiga la Marcha por la Vida? ¿O es que quieren controlar  al pueblo católico confinándolo a un escenario bajo supervisión estatal?

Debemos tener en cuenta que los representantes del Arzobispado precisaron que el pasado 14 de agosto se acordó en la Conferencia Episcopal los lugares que el Papa visitaría en el Perú: que la misa sería en la Costa Verde. ¿Entonces porque tanta vuelta? El Gobierno, en lugar de estar preparándose   el Congreso de la República, la presidente del Consejo de Ministros, está más preocupado por el lugar donde se va  a realizar la misa papal.

No debemos olvidar que los caviares como los terrucos necesitan de alguien que les abra la puerta, para hacer de las suyas. Con sus palabras defienden al pueblo y con los hechos los traicionan.

Pysn Jaime Alberto Uribe Rocha
Jaime Uribe Rocha: Periodista y Publicista experto en marketing político, columnista en varios medios periodísticos impresos,