Brasileño ya estuvo en 154 países y desea visitar las 193 naciones miembros de la ONU

0
58

El famoso explorador, escritor y conferencista brasileño Amyr Klink, dijo en un momento dado de su vida que “peor que no termine una #Viajes es nunca salir”, o sea, por lo que todo indica, al menos algunas personas nacen con la necesidad instintual de buscar nuevos horizontes, transitar por caminos desconocidos y saber si la sal de diferentes mares también dispone de diferentes sabores. Es el caso, por ejemplo, del gaucho de la pequeña ciudad de Panambi, #Rodrigo Militão, que tiene por objetivo personal y profesional conocer los 193 países miembros de la ONU. Buena parte del objetivo ya se ha hecho, porque el chico hasta ahora conoció a 154 de ellos.

Publicidad

Lo interesante de este pionero de la era moderna, de 35 años, es que el primer viaje fuera del país se produjo en el año 2005 por motivos de trabajo y tuvo como destino Montevideo, capital del vecino Uruguay. No sabía que los meros 900 kilómetros se multiplicariam y mucho, cuando por fin tuvo la oportunidad de visitar 135 naciones, las cuales forman parte de la ONU, y aún 19 otros territorios.

Pero el “Marco Polo” gaucho no quiere parar allí y tiene como objetivo principal completar la ruta de los 193 países afiliados a las naciones unidas en los próximos dos años y medio.

Todo comenzó de forma simple, cuando Rodrigo se desempeñaba en el área de exportación en una empresa multinacional en el Sur, el que estampó su pasaporte antes de los 30 años de edad, para que conociera desde China hasta las regiones costeras en el caribe, lo que puede ser mejor entendido en la frase dicha por el propio protagonista de la saga, a saber: “usted va a viajar y esto se va convirtiendo en un vicio”.

Trabajar con cédula firmada no le impidió tomar vuelos mayores, siendo que así se le puede unir el útil, o sea, montó su propio negocio en la forma de una consultoría capaz de negociar con grupos internacionales, pero fue en el año 2015 tal vez el momento más llamativo de Militão en lo que concierne a los viajes, ya que desde el mes de abril hasta diciembre de aquel año, se puede visitar 286 ciudades distintas en un recorrido que superó los 80 mil kilómetros, pernoitando en casas de huéspedes, albergues, casas de familia, hoteles y hasta en la calle en la ciudad de Santander, situada en el norte español.

El aventurero brasileño vivió situaciones, desde las más triviales de un turista común, como conocer a Grecia, hasta ser casi secuestrado en un autobús que hacía la ruta de Irán hasta la Siria por un terrorista del Daesh o Estado Islámico. Aún así, que algunos de los pasajeros del Kurdistán y el conductor del colectivo salvaron la piel del muchacho.

El lector puede imaginarse viajando en camión, coche, tren, barco, buque o algún otro medio de transporte intercontinental que no sea nada convencional? Y eso fue exactamente lo que Militão hizo, esto es, abrazó una gran mochila y fue a conocer el mundo, literalmente hablando.

en Fin, se puede decir, siguiendo el ejemplo del aventurero Rodrigo Militão, que “viajar es preciso”, como bien demuestran las experiencias, todas ellas registradas en el Facebook oficial del brasileño y en su blog.

Viajar por el mundo con Rodrigo Militão

#Turismo

(Why?)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here