los-reyes-magos-de-oriente-1

No siempre ha sido posible tener la información fidedigna de hechos importantes o incluso trascendentales ocurridos en el mundo; sin embargo, en la historia de la humanidad ha sido posible recurrir a otras fuentes de información muy especiales, un ejemplo de ello lo tenemos en el caso de Ana Catalina Emmerick: Vidente, mística y religiosa alemana del siglo XVIII, que llevó los estigmas de Jesus en su cuerpo y en sus últimos años de vida solo se alimentó de la Eucaristía, beatificada en el año 2004. Sus visiones contenidas en el libro “La dolorosa pasión de nuestro Señor Jesucristo” fueron las que se consultaron para la producción de la famosa película “La Pasion” (que trata sobre la pasión de Jesus) del norteamericano Mel Gibson.

Es curioso que Ana Catalina Emmerick se refirió a los que conocemos como “Reyes Magos” como “los tres santos Reyes”, los describe como tres Reyes (o tal vez hoy los llamaríamos “jeques”) de pueblos pastores, soberanos independientes que no estaban sujetos a autoridad superior a la suya, y eran los rectores o sumos sacerdotes del culto divino de sus pueblos, basado en la observación de las estrellas y en la creencia de determinadas profecías. Según las visiones de Ana Catalina, tenemos que los acontecimientos en los cuales intervienen estos Reyes o Magos empiezan con la visión que tuvieron el día de la concepción de María y termina 48 años después cuando Jesus regresó a Judea tras visitar a los Magos y a los judíos egipcios que lo acogieron en su niñez en Egipto.

Los Reyes Magos celebran la concepción de María

Los nombres de los Reyes Magos que da Ana Catalina no son los tradicionales que narra la tradición cristiana, sino los de Mensor (“el atezado Menzor” o bronceado o tostado por el sol Menzor), Sair (el pardo Sair) y el tercero: Zeokeno, quien vivía un par de jornadas más a oriente. Gracias al confesor de Ana Catalina, ella llegó a revelar lo siguiente: “A Mensor , el atezado, Santo Tomás le dio el nombre de Leandro cuando lo bautizó. Santo Tomás bautizó también a Zeokeno, el viejo y amarillento, que estaba enfermo cuando Jesus estuvo en el campamento de Mensor. El de color pardo que ya había muerto cuando la visita de Jesús se llamaba Seir o Sair.” El confesor le preguntó como llegaron a llamarlos Gaspar, Melchor, Baltazar y ella respondió: Sí, los han llamado así porque está en consonancia con su ser, pues esos nombres significan: El primero, “va con Amor”; el segundo, “flota como la cola de un cometa”, “va con halagos”, “se acerca dulcemente”; y el tercero: “ase (del verbo ASIR) enseguida con su voluntad”, “se agarra con su voluntad a la voluntad de Dios”.

Ana Catalina vió en una de sus visiones que dos de los Reyes Magos que todavía vivían (uno de ellos falleció antes que los otros) que celebraban una fiesta de tres días con su tribu a partir del día de esa visión (coincidiendo el día de la visión con el día en que sucedieron los hechos de la visión en un 8 de diciembre). Esa misma noche de ese día 8 de diciembre –quince años antes del nacimiento de Jesus-, vieron por primera vez la estrella prometida por el profeta Balaam (quien había profetizado el advenimiento de un mesías y que estaría simbolizado por una estrella “que saldrá de la estirpe de Jacob”). Estrella que ellos y sus antepasados habían esperado observando el cielo durante muchos años. Distinguieron en él la imagen de una doncella que llevaba en una mano un cetro y en la otra una balanza que en uno de sus platillos tenía una hermosa espiga de trigo y en el otro platillo, un racimo del mismo peso. Otra visión señala que cinco sibilas o doncellas que predecían el futuro, tuvieron visiones en una ciudad de Caldea, y los sacerdotes del lugar anunciaron en diversos lugares de los contornos que ellas habían visto que había nacido una doncella, que muchos ídolos se habían derrumbado para saludarla y que otros espíritus huían de ella y se lamentaban. Además, los observadores de las estrellas que habían visto desde la concepción de María a una doncella en las estrellas con una balanza con trigo y vino en sus equilibrados platillos, “cuando nació María ya no la vieron más en las estrellas; era como si hubiera salido de ellas. Apareció un hueco entre las estrellas y fue como si la doncella bajara desde él a cierta comarca”.

¿Cuándo nació realmente Jesus?

Se sabe que la primitiva Iglesia cristiana tomó la ampliamente difundida fiesta del Natalis Solis Invicti o Nacimiento del Sol invicto -asociada al nacimiento de Apolo que se celebraba ampliamente el 25 de diciembre, día que fue considerado como día del solsticio de invierno-, para cristianizarla, convirtiéndola en el día de la celebración cristiana de la Navidad o nacimiento de Jesus. Sin embargo, quedó sin determinar con certeza cual fue la fecha exacta del nacimiento de Jesus. Se sabe que el Papa Gregorio XIII dispuso la creación del calendario que nos rige actualmente en el mundo occidental, que lleva el nombre de calendario gregoriano en su honor -calendario que toma como punto de partida el nacimiento de Jesus y deja de lado el calendario juliano, que tomaba como punto de partida la fundación de Roma- y para hacer la conversión del calendario juliano al actual (es decir, al gregoriano), se sumaron los períodos de mandato de todos los emperadores romanos, ¡Pero se cometió el error de omitir a un emperador romano que había gobernado 7 años!, este dato resultó de suma importancia cuando se logró determinar por fechas históricas –como por el tiempo de vida del Rey Herodes de Judea- que Jesus habría nació ¡NO EN EL AÑO UNO DE NUESTRA ERA! sino por ese error de 7 años, ¡en el año 7 antes de Cristo!, fecha que encaja con la biografía de Jesus. Sabemos por el “Libro de Urantia” (libro canalizado y publicado en Estados Unidos de norteamerica en 1955) cosas interesantes y específicas sobre este punto.

El viaje a Belen

En la Parte IV del libro de Urantia encontramos ciertamente información valiosa, específicamente en la parte IV relativa a la vida y las enseñanzas de Jesus, en el documento 122 que trata sobre “El nacimiento y la infancia de Jesus” -secciones 7 y 8, páginas 1350, 1351 y 1352. En el mes de marzo del año 8 antes de Cristo, el emperador romano Cesar Augusto decretó un censo, lo cual obligaría a los habitantes del imperio romano –incluyendo los habitantes de Judea- a dirigirse a la ciudad de origen de sus ancestros para el registro correspondiente. En el reino palestino de Herodes el censo ocurrió un año más tarde (el año 7 A.C.). No era necesario que Maria viajase con Jose a Belen para registrarse, ya que José tenía autorización para registrar a toda su familia, pero María insistió en acompañarle, además de que no deseaba estar sola y tenía posibilidades de hacer una agradable visita a su prima Isabel ya que Belén no estaba lejos de la ciudad de Judá, ciudad de domicilio de su prima y de su esposo Zacarías, en la cual ya había nacido el hijo de ambos a quien le pusieron el nombre de Juan el 25 de marzo del año 7 A.C. (que fué conocido como “Juan el bautista”)

Según lo que narra el libro de Urantia, Jose y Maria salieron de su hogar en Nazareth en dirección a Belen el día 18 de agosto del año 7 antes de Cristo temprano en la mañana, llegaron a Jerusalen antes del mediodía del 20 de agosto, y siguieron su camino hacia Belen, a donde llegaron a media tarde del mismo día. Al no encontrar alojamiento en la posada de la ciudad ni cuarto alguno, José supo que los establos para caravanas labrados en los lados de la roca y situados justo por debajo de la hostería de la posada habían sido vaciados y limpiados para alojar viajeros. Finalmente, Jose y Maria llegan a alojarse en lo que había sido un cuarto para almacenar granos frente a los establos y pesebres de los animales. José había pensado salir inmediatamente para registrarse, pero María estaba cansada, se sentía mal y le rogó que permaneciera a su lado, a lo cual Jose accedió.

El nacimiento de Jesus

Durante toda la noche María estaba inquieta, por lo que ninguno de los dos durmió mucho. Al alba, los dolores del parto ya se habían evidenciado, y al mediodía (era el 21 de agosto del año 7 A.C.), con la tierna ayuda de otras viajeras, Maria dio a Luz al niño que esperaba: Jesus de Nazareth.

Al día siguiente, José fue a registrarse. Se encontró con un hombre con el cual había conversado dos noches antes en Jericó –durante su viaje de Nazareth a Belen- quien lo llevó a ver a un amigo de posición acomodada, quien tenia una habitación en la posada, el mismo que mencionó que con gusto intercambiaría las habitaciones con la pareja de Nazareth. Esa misma tarde se mudaron a la posada, en donde permanecieron casi tres semanas, hasta que consiguieron hospedarse en casa de un pariente lejano de Jose.

Maria, luego de conversar con su prima Isabel e intercambiar pareceres, se encargó de convencer a José de quedarse en Belen pensando que eso convendría más al futuro de Jesus, por lo cual permanecieron más de un año en Belen, dedicándose José a su oficio de carpintero. A su tiempo, llegaron ciertos sacerdotes de Ur (de Caldea), que habían sido enviados desde Jerusalen por Zacarías, se trataba de sacerdotes provenientes de Mesopotamia que estaban buscando a la “luz de la vida” que debía aparecer en forma de niño en el pueblo judío, y en Jerusalen conocieron a Zacarias, quien los envió a Belén, donde encontraron al niño y dejaron ofrendas junto a María. El niño tenía casi tres semanas al momento de esta visita.

Salida de Belen a Egipto

El Rey Herodes fue informado por sus espías de la visita a Belen de los sacerdotes de Ur, ordenando que los mismos concurrieran ante su presencia, los interrogó diligentemente acerca del nuevo “Rey de los judíos”, y después de escucharles solamente que el mismo había nacido de una mujer venida a Belen con su esposo para registrarse en el censo, los despidió con una bolsa de dinero mandándoles que encontraran al niño para que Herodes también pudiese adorarle. Esos hombres sabios no regresaron y Herodes entró en sospecha. Durante el tiempo de permanencia de Jose, Maria y Jesus en Belen, se hizo la presentación de Jesus en el templo, y los espías de Herodes llegaron a informarle a Herodes sobre esa presentación en el templo, ¡Pero no se les había ocurrido seguir a Jose y a Maria!, Herodes mandó espías para ubicarlos. Habiéndose enterado Zacarías e Isabel de dicha situación, mandaron buscar a la familia de Nazareth y se ocultó al niño en casa de unos parientes de Jose, quien a su vez temía buscar trabajo. Después de más de un año de búsqueda, los espías de Herodes no habían logrado dar con el paradero del niño, y Herodes ordenó entonces que se hiciera una búsqueda sistemática en todas las casas de Belen y el asesinato de todos los niños varones  de menos de dos años de edad. Dicha matanza ocurrió a mediados de octubre del año 6 A.C. cuando Jesus tenía poco más de un año de edad. Como habían creyentes de la venida del Mesías aún entre los miembros de la corte de Herodes, uno de ellos al enterarse de la matanza de los niños en Belen ya dispuesta, se puso en contacto con Zacarías, quien envió un mensajero a José. La noche anterior a la masacre dispuesta por Herodes, Jose y Maria salieron con el niño de Belen, en dirección a Alejandría (en Egipto), en donde vivieron con Jesus por dos años enteros, regresando a Belen tan solo después de la muerte de Herodes.

Dr. César CHiri
ALGO DE MI TRAYECTORIA: Comencé mi actividad en público en el que fué mi programa radial en "Radio Miraflores" en Lima, Peru, cuyo nombre fue "Numerologia y esoterismo con el Dr. Cesar CHiri", desde el mes de septiembre del año 2010 hasta el mes de junio del año 2012. Fui entrevistado por la vidente venezolana Carmen Briceño tanto para su programa en Radio Miraflores "Realidad alternativa" como tambien para el programa de TV de Josie Diez Canseco, siendo entrevistado tambien por la esoterica argentina Agustina Gacetta en su programa Radial "Hora nueva" de Radio Latina. Fui invitado entre los meses de enero a marzo del año 2011 al programa radial en el programa de los periodistas Bartolome Espinoza y Pedro Galvez en "Radio moderna" de Lima, Peru para hacer el análisis numerológico de los invitados al programa, siendo varios de ellos candidatos al Parlamento peruano, sacando en el primer programa el análisis numerológico de los principales candidatos a la Presidencia de Peru (entre ellos, el Sr. Ollanta Humala y la Sra. Keiko Fujimori). Posteriormente, a fines de mayo del año 2011 por invitación de la Universidad Tecnológica del Peru (UTP), realicé la proyección numerológica de los resultados de la segunda vuelta electoral de las elecciones presidenciales de Peru del 5 de junio del 2011, acertando en el pronóstico dado: Por la carga numerólogica del año 2011 le correspondía ganar las Elecciones a la señora Keiko Fujimori, pero el dia 5 de junio (dia de la elección de la segunda vuelta electoral) por su carga numerológica, no solo no favorecía a la señora Keiko Fujimori, sino que incluso podía hacer que el otro candidato a la Presidencia, el Señor Ollanta Humala le "volteara la torta" a dicha candidata. Fui invitado al programa Radial en Radio "La exitosa" en enero del año 2015 y volvi a ser invitado en dicha emisora radial para el programa del domingo 20 de diciembre del 2015 de las 6 a.m.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here